Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes
ALEXANDRA Candidata Amazona de Sagitario
Últimos temas
» Biblioteca de Objetos
Sáb Oct 17, 2015 11:22 pm por Champa

» Efectos Secundarios por Default
Sáb Oct 17, 2015 10:50 pm por Champa

» Mini-Eventos Onrol
Vie Oct 16, 2015 2:08 pm por Champa

» Efectos Onrol - "Insanity"
Vie Oct 16, 2015 1:51 pm por Champa

» Datos para las fichas
Jue Oct 15, 2015 11:50 pm por Robert Strong

» Petición Espectros de Hades
Jue Oct 15, 2015 11:49 pm por Robert Strong

» Personajes en Riesgo
Miér Oct 14, 2015 4:25 pm por Rika

» Petición Caballeros de Athena
Lun Oct 05, 2015 1:10 am por Champa


| JULIO de 1899 | | Buckingham ha sido reemplazado por una iglesia de la que sale un bosque antinatural; aparentemente, solo unos cuantos se han dado cuenta. | Tras el terremoto que asoló la ciudad los secuestros han aumentado en frecuencia durante la noche; los culpables son cerdos humanoides (¿o humanoides porcinos?) | Durante el día gente al azar sufre ataques de locura y demencia / Nueva mecánica de dados – ”Insanity”. |
Ganador de la 1º Era
Heymans de Libra Sappuri
3835 exp.
Aspros de Géminis
5810 exp.

En el río...

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

En el río...

Mensaje por Bárbara el Mar Ago 10, 2010 6:32 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Eran días suaves en el local, a Roma ya habían llegado algunas legiones pero ninguno por ahora andaba con deseos de ir a La Sobajera. Tomé dos cantimploras y las llené de vino, las puse en las cadenas que siempre cargaban en la cintura, las ajusté y salí de la habitación donde dormía.

El bullicio y el hacinamiento en las calles incrementaba gradualmente con el sol que iba levantándose en el cielo, el calor se hacía más intenso, el viento escaseaba pero por momentos se sentía, los niños en sus precarias condiciones, sucios y con sus ropitas rotas, corrían y jugaban entre los adultos que se encontraban transitando, aprovechaban esos momentos para robar una que otra moneda o joya para comprar el pan que comerían ese día sus familias, sonreí mientras caminaba, dos chiquillos de cabellos negros y ojos oscuros se me acercaron: - Bárbara!!! Bárbara!!! danos danos pan!!!!!

Me hicieron reír mientras llevaba mi mano derecha a mi bolsa y tomaba unas cuantas monedas y se las dí:

- Bastardos!!! siempre me viven pidiendo pan! HAHAHAHAHAHA

Al recibir las monedas los chiquillos salieron corriendo, claro ya había hecho su trabajo, me habían robado otras monedas más, verlos como se alejaban y se mezclaban con la población me hizo recordar aquellos tiempos cuando Kardia y Manigoldo hacían lo mismo, sus risas y sarcasmos los escuchaba fuerte y nítido en mi cabeza; suspiré retomando la marcha, mi destino era las orillas del rio.

Los transeuntes chocaban entre sí, peleas formadas desde las tempranas horas del día, la basura, el mal olor y la pobreza extrema en cada una de sus calles eran el pan de cada día en aquel distrito de mala muerte. Seguí con caminar, pensativa el negocio andaba medio muerto y nuestros mejores clientes aún no habían vuelto. Mis pensamientos se enfocaron en Manigoldo, recordé los juegos que teniamos de pequeños y sin percatarme había ya llegado al puente, tomé una de mis cantimploras, la abrí y comencé a beber

- Aaaaaaaaaaahhhhhz dije al tiempo que eruptaba, miré al cielo y en ese momento una corriente de aire se levantó, alzando mis ropas dejando ver lo que traía y no traía puesto, reí al ver como muchos de los hombres que se encontraban cerca se ponían nerviosos o cuchicheaban entre ellos por lo que acababan de ver.

El calor se hacía más intenso, bajé la vista y se la dediqué a las aguas del río, y me hipnotizaron por unos minutos, me reincorporé y dejé el puente y bajé a la orilla del puente y metí mi cuerpo al rio, mojándolo por completo y las telas humedas se pegaban a mi piel como una capa,enmarcando las líneas definidas de mi fígura. Me senté justo en la orilla sacando la cantimplora y bebiendome el resto del licor que quedaba en ella, terminé el contenido y me tiré hacia atrás y volvi a eruptar. El cielo azul se mostraba insipido, llevé mis manos a mis pechos y comencé a masajearlos, recordando las manos de Manigoldo en ellos, flexioné mis piernas y comencé a acariciar mis muslos, deslizando arriba hacia abajo las telas de mis vestidos, al final dejándolos descubiertos mostrando la provocativa piel de ellos. Levanté mis manos como si con ellas tocara el cielo, las solté dejándolas caer y cayeron a ambos lados de mi cuerpo, suspiré cerrando los ojos:

- Mierda Manigoldo!!! ..... ¿Dónde estás? que necesito un hombre de verdad!!!

Tomando la otra cantimplora, descorchándola, abriendo mi boca y dejando que el líquido cayerá dentro de ella, regándose parte por los lados, bañando mis mejillas de vino.
avatar
Bárbara

Status :



Cantidad de envíos : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: En el río...

Mensaje por Alessa0 el Vie Sep 17, 2010 5:46 pm

Alessa lentamente sentía el reposar de su cuerpo una vez más, formándole por fin una leve sonrisa de satisfacción en su faz, pues el dolor desmesurado se había alejado, y con ello recuerdos amargos, mirando el reflejo en las aguas del río, aquella lentamente se sentía con confianza para pedir sus verdaderas disculpas a pobre Jabranth, pero todo se desplomo, pues aquella lentamente se levantaba mientras comenzaba a buscar a su hermano gritando con exagere pero… tan solo nada, mero silencio entre las aguas, un mal presentimiento de por medio…

Caminando por donde se había entrado, pero esta vez de regreso, buscando en los matorrales y hasta en las copas oscura de los arboles, tragando saliva pues eso ya no era un juego divertido de parte de él:

-Jabranth maldito seas… no juegues con migo cabrón, mira que si no… (Cortando sus insultos pues la faceta del frente era aterrorizante)¿ Jabranth qué te pasa?( comenzando a titubear) ¿estás bien? (lentamente se acercaba a donde aquel estaba, tal parecía que este se retorcía de agonía ) … ¿por los dioses que te sucede Jabranth?… ¡Jabranth! (gritando con desespere)

Pero aquel no reaccionaba pues tal parecía que un asqueroso demonio le hubiese poseído, generando el descomponer de todo su ser, Alessa no creía lo que veía , pero aun así, lo termino haciendo, pues también en ella cosas indescriptibles surgían, poniéndose recta y mirando fríamente, escuchaba como este le pedio que se alejaba a lo que contesto:

-No maldita sea, no huiré Jabranth esto lo debes de controlar, aquí estoy, escúchame aquí estoy, para apoyarte (sonriendo lastimeramente) aquí estoy…

Pero aun así todo fue un completo fracaso, pues este no escuchaba, dando paso hacia atrás aquella se ponía en una posición extraña, con la pierna izquierda explayada hacia atrás mientras la derecha la contraía un poco hacia su abdomen y con la mano derecha sujetando aquella ridícula daga…

-No me hagas lastimarte Jabranth… reacciona por los malditos dioses Reacciona… Reacciona
avatar
Alessa0
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques : AD - Phantasma Mentis (3300)
AD - Fatum vientos (3400)
AM - Cors Gelidus (3600)
AM - Tempus Lugubris (3700)
AF - Captiare anima (3900)
AF - Symphonia Mortuus (4000)
AFa - Absolve vitae (4200)

Defensa :

Minions
DE - Vipera Electrum

Cantidad de envíos : 756
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Sáb Sep 18, 2010 3:41 pm

Ya no tenía control sobre micuerpo, casi todo se estaba convirtiendo en el ser que más quería detestar,poco a poco mis ojos comenzaban a blanquearse tratando de que mi almapudiera regresar, solo pude mirar a alessa un poco, casi unas centésimas de segundo,que estaba haciendo, estaba a punto de matar a mi ser amado, pero eso no leimportaba al demonio que yacía en mí en ese momento, como pude trate decontrolarlo, haciendo que todo alrededor comenzara el viento a hacersepresente, haciendo pequeños remolinos alrededor, y rompiendo el suelo alrededorde mí, poco a poco mi cuerpo comenzaba a retorcerse de nuevo, mis huesos parecíanque se iban a romper, había pasado unos segundos que había tenido esa sensación,poco a poco comenzaba a convertirme en un humano normal, mis huesos regresarona su lugar, mi vista quedo en la normalidad total, no había nada malo ya en mí,tan solo el recuerdo de que eso me había ocurrido precisamente en ese momento.

Me desplome sobre mis rodillas, cansado totalmente, con la vista bocabajo, no podíani siquiera alzar la mirada, frente de mi estaba alessa, no comprendía yo nada,que le pasaba a mi maldito cuerpo, que se comportaba tan, tan, bruscamente.

Alessa no sé qué me pasa, tan solo siento un gran vacío en mi interior, comomis recuerdos más sagrados se van borrando de mi cabeza, levante por un momentopara mirarla, que me pasa alessa, no quiero convertirme en un monstro, queacabe todo a su paso, tan solo quiero ser alguien normal, alguien como tú, queno le toma importancia a los cambios de la vida...

Trate de levantarme, pero solo de mi boca comenzaba a salir más sangre, estabacasi perdiéndola toda, mi cuerpo comenzaba a flaquear de nuevo ante lapresencia del intruso, mi lira estaba a lado, teñida de mi sangre propia, habíaperdido el resplandor de la madera que le había sido característica, para convertirseahora en una madera marrón, estire lo más que pude mi mano, hasta tocarla, me hacíatanto bien poder tenerla siempre a mi lado, aunque ahora no sabía, como la habíaobtenido, mis recuerdos se hacían nulos ante mi necesidad de saber, saber el significadode tan precioso regalo en mis manos.

Todo se convirtió en ira, todo regreso como hacía unos minutos estaba, micuerpo convirtiéndose en un maniquí del ser, mis ojos cubiertos completamentede la ira y la soledad, y solo frente a mí, aquel amor que había echo que casiderramara mis lágrimas por ella, todo control lo perdí, y de poco a poco mialma se convertía en el ser más oscuro que no había deseado jamás en mi vida.



Alessa, te amo…. Fueron mis últimaspalabras antes de que todo mi ser se fuera al carajo, ya no había nada mío enese cuerpo, todo se comenzó a esfumar,ahora solo era un ser, que hablaba con una voz más gruesa que la mía, conpequeños dotes malévolos.


Ah, pero que bien me siento eneste cuerpo, jaja, valla hasta que se dejó capturar por mí, había sido fuerte,pero creo que ahora es débil, si, es débil estando cerca de ti, porque te ama,jajaja pobre jabranth, parece que de verdad te quiero, puedo sentirlo en este corazónque ahora me pertenece, pero tú, ja, estas frente a mí, ahora podre borrarte tambiénde sus recuerdos como lo hice con su madre, tu tan solo eres una insignificantecriatura que se ha estado cruzando en mi camino desde que lo conociste, dimeporque lo has hecho, no deberías de interponerte entre él y yo, pero eso mismotienes que morir.


Y entonces con furia comenzó atomar mi lira, y con acción represiva toco todas las cuerdas, e instantáneamenteestas comenzaron a danzar de poco en poco directo hacia el cuerpo de alessa,las cuerdas comenzaron a ponerse en el color rojo vivo, producto de la ira deldemonio, el viento recorría alocadamente todo el lugar, y con risa malévolamiraba como podría ser el último respiro del amor.


rol. hablo. espiritu dentro de mi.


2 post de 6 para defensa musical


Última edición por Jabranth el Mar Oct 05, 2010 10:48 pm, editado 1 vez
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Alessa0 el Sáb Sep 18, 2010 9:38 pm

Narracion// Dialogo de Alessa// Pensamientos de Alessa// Espada Contra parte Buena (alma dividida de Alessa// Espada Contra parte Mala (alma dividida de Alessa// Minions


.................................................................................


Sotaventó iracundo que golpeaba con desde todo su cuerpo delgado, sucumbir de aquellos suelos del alrededor y danzas de miedo, todo aquello desbordado frente a Alessa… Jabranth hablaba con temor por lo que le sucedía, pero dicha dama no se expresaba, tan indiferente, tan fría, tan solo nada, y aquella animaba de la peor manera posible:

-¿Vacío? Tan descarado te has vuelto que me dices con signo de orgullo tu debilidad mundana (Cerrando los ojos) ¿Qué te pasa? Interprétalo tu mismo pues yo ya te dije que no tengo palabra (La antigua Alessa se esbozaba por conveniencia, pues presintió que lo que se vivía en esos minutos coléricos no traerían nada bueno y la dulzura saldría sobrando mierda) ¿alguien como yo? Ja ja ja…(ya no dijo nada mas, todo esta expuesto en aquel dialogar).

Un largo y tendido suspiro de por medio, mientras Alessa se percataba como una fetidez infrahumana levemente comenzaba a corroer el panorama de aquel rio, sumido en fenómenos indescriptibles por culpa de ambos cuerpos. Ella le daba la espalda a Jabranth, no quería presencia la estampa patética de aquel moribundo, gracias a un mas por un nuevo renacer lleno de soledad.

Y de la nada un “Te Amo” resonaba, Alessa al momento de escuchar aquella frase rebuscada llena de mundanidad levemente contraía su cuerpo alzando sus hombros, pues aquello le mataba por el frio recuerdo, de hace algunas horas traseras.

Lentamente giraba su cuerpo Alessa, para así observar con detención el rostro de Jabranth y refútales tales acciones innecesarias en aquellos momentos de agonía, ¿acaso una despedida repentina?… Y una vos… tan extraña… tan macabra se presentaba mientras la veracidad hermosa de aquel hombre se esfumaba, mirando lastimeramente por brevedad Alessa estaba, pero todo aquel gesto se transformo de la nada, en uno de sorpresa al escuchar tales palabras de pare de aquel ente ajeno a su vista…

Dando tres pasos hacia atrás pues en cierta forma impartía un miedo indescriptible, surcando una sonrisa irónica embarga un dialogo innecesario:

-Solo un ente estúpido tomaría como cascaron el cuerpo de este idiota… pena que me das, puesto que si me vas ha atacar, jajajaja… fácil será eludir dichas agresiones ridículas (bostezando de por medio, tal parresia que Alessa quería provocar una mala situación, por su incredulidad y desesperación) ¿Qué me ama Jabranth? ¿Acaso importa eso ahora? ¿en este momento? P` por favor (todo de burla) no nos hagamos pendejos y culminemos ya esto… (Suspiro) ¿Morir? No me hagas morir… ¿Acaso te sientes hombre a sentencia a una mujer?… pero bueno solo eres porquería infrahumana que muto vida por pura suerte emanada de terceros, asqueroso cuerpo ruin sin vida propia, he de decirte que salgas de Jabranth y déjalo en paz… (Tragando saliva, surcando una sonrisa) Por que no me importa matar tal hombre… pues el lo hubiese desearía así… quien va ha querer tener como sombra a tan inundó animal… jajaja (clavando la mirada al del rabioso del frente) Oye Jabranth si me oyes… ya deja de jugar con esta mierda y demuestra tu tenacidad… ¡De una vez por todas!…

Y aquel con su lira comenzaba atacar ¿el como? Era una cuestión que Alessa no sabia como indagarla, puesto de la nada aquel tomaba poderes sobre humanos, que ni ella “controlaba”, aun así, eso se presentaba con algo intangible lleno de misterio, lo que a esta nueva Alessa le excitaba en cierta forma, saltando un metro hacia atrás, pues aquella cuerdas vivientes habían rajado parte de sus prendas llegando hasta su mera carne, y como resultado: el emanar de sangre exagerado.

Cayendo postrada por el inmenso dolor que mutaba aquel tacto, comenzaba a sudar, como si su temperatura se altera, puesto de la nada su presión se alzaba y se bajaba, todo un columpio de malestares.

-¿Qué pasa? (alzando su rostro lentamente merando al frente, pues aunque fuese un ser que poseía a Jabranth, tal parresia, que si ere tal hombre el que deseaba matar a Alessa) ¿Solo esto?…

Las cuerdas rápidamente se juntaban formando una sola, pero con mayor grosor…tan mortal… tomando una velocidad espectacular, que la pupila humana no puede denotar, era así como se conducía cortando la brisa que circundaba el cuerpo yacente de Alessa, cerrando los ojos solo siente como aquel objeto metálico le atravesaba el brazo izquierdo, y aun peor, como aquello se abría lentamente queriendo partir los tendones, músculos y huesos de aquel brazo delgado, Alessa lo único que hacia era resguardar su rostro en la oscuridad opaca, generada por su curvatura de postura, pues aquello era demasiado que ni ella podía aguantar y aunque quería en verdad llorar y gritar no lo consiguió, pues de la nada un ligero rayo turquesa se atravesó en su cien, dejándola estática e insensible por meros segundos y en aquel trascurso de tiempo, lo único que escucho que le susurraban al momento de lamer su oído izquierdo era:

-Dilo…Alessa maldita sea Dilo... Ya es momento de… ja ja ja… despertar tal
poder… así que ¡Dilo!


-No (otra voz se escuchaba)

-Cállate tu no te metas perra(decía la vos incitadora)

-Maldita sea (grietaba Alessa)

-¿quieres morir? Entonces no lo hagas…

-Pero si lo hace en este momento perderá todo pensamiento ¿Acaso quieres eso Alessa? Decirle adiós a tu hermana sin antes haberte despedido de ella frente a frente…

-No (decía Alessa repetidamente )

-Cállate… no estropees esto… además que importa, es tan solo un humano que olvidara… Alessa… Alessa… ¿recuerdas como te trato esa zorra mal agradecida… quieres recordar por toda la vida tan inhumanos tratos…

-No(suplicaba Alessa)


-Alessa no por favor…

-Cállate…j aja ja…

-No… no… no…!NOOOOOOOOOOOOOOOOO!… lo siento pero esta vez no me dejare vencer, que se pierdan tan amargos recuerdos, que comience un tormento nuevo, en este momento pierdo el derecho de amar y ser amada, en este momento pierdo toda mi humanidad desmesurada, pues ya es momento de tomar riendas en el asunto, así que… lo siento… pero Adiós Barbará… no supiste agradecer mis esfuerzos, así que… jajaja Muere entre mis recuerdos maldita mujer, pues yo ya no tengo nada ni nadie por quien luchar, ahora tan solo soy yo y nada mas…

-Alessa NOOOOOOOOOO…

-Jajaja SIIIIIIIIIIIIII, SIIIIIIIIIIIIIIIIII…jajajajaja… hazlo diloooooooo… ¿que esperas Dilo?

-Te arrepentirás de esto Alessa… y lo aras en el momento de tu ruin final…

-¿A si? (ironía de por medio por parte de Alessa) Pues no me importa jajajja…

Abriendo los ojos surcando una espantosa sonrisa , Alessa toma aire y tan solo exclama:

-¡Minions!

De la nada los suelos se colapsaban, mientras se formaba con mero cosmos, un pentagrama carmesí por debajo de su cuerpo, aquella forma lentamente se desquebrajaba cayendo toda la tierra mundana al abismo infernal que se presentaba por debajo de Alessa, de repente lenguas de fuego nacían ciñendo su cuerpo, sin ni siquiera rosar con ella, y con ello un aura maligno.

Envuelta en un manto de indio color, esta lentamente se erguía mientras se carcajeaba desenfrenadamente, su ojo izquierdo comenzaba a brillar y con ello un leve cumulo de cosmos surgida quedando estático en medio de los dos, con la diestra que sujetaba la daga pequeña, Alessa cortaba de tajo aquel metal adherido a su piel, lentamente lamiendo la hoja de dicho objeto una vez mas decía:

-¡Minions! (pero esta vez con algo mas de fluidez verbal) Sal de una vez y comienza a defender, que tu ama esta vez requiere de tu poder… que esperas mi querido Minions… ¿Qué esperas?

Imagen de Minions: Técnica ^^



De repente mientras el suelo se estremecía por el tremendo cosmos que albergaba el alma de Alessa, su sombra… si su propia sombra tomaba vida y se daba paso entre las grietas del subsuelo, alzándose en medio de los dos y chocando rápidamente con el cosmos estático, una figura fémina turquesa nace de aquella combinación de una simple sombra y un débil cosmos… rápidamente se dejaba denotar ante la vista mortal, dándole la espalda a Jabranth, esta sonríe a su ama y se postra para tan solo decir:

-Grato verla mi señora una vez más, para pelear y morir una y otra vez por usted… asa que una vez más dejo expuesto mi cuerpo para su merced… antes de surgir como objeto y en simple escudo culminar… pero aun así cerca de su lado glorioso estar…

-Me parece muy bien mi querida y suculenta Minions (Alessa lo decía con un voz tan exorbitante)

Levantándose aquel ente nuevo se da media vuelta soltando una risa exuberante para asi regresar al acobije de su ama, haciendo alzar aquel fuego iracundo cubriéndola y destrozando por completo los retos de la cuerdas de aquella lira insignificante que Jabranth poseía.

Lentamente se disipaba aquella expresión pura de cosmos - energía para que tan solo Alessa se diera paso entre el suelo corroído y llegara esta frente a frente con el nórdico estúpido, sonriéndole y sujetándole el mentón con la mano surda, aquella se expresa con lo más mínimo de gélidez que podía resguardad su podrido corazón:

-Alimaña de mierda… ¿crees que unas cuantas cuerdas me detendrán? Tan estúpido como Jabranth, si piensas nacer en esta era, hazlo no te detendré, pues no lo vales, pero una cosa te digo ente estúpido, no me provoques, pues tan solo conseguirás tu fin funesto, así que si piensa despertad y atacar hazlo al cien porciento y no pendejadas como esta… ¡rápido! ¿Que esperas?… o mas bien ¿que aras?… jajaja


Alzando su puñal, aquella comienza a rasgar la piel de torso desnudo de Jabranth, haciendo una leve insegura horizontal, incitando así Alessa estaba, pues aburrida se tornaba y aquello aunque insignificante se presentaba, le consideraba un medio factible de división mundana…

-¿que aras ahora basura?.... JAJAJAJAJAJAJA...




Post Cuarto de seis respecto al tema de defensa
avatar
Alessa0
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques : AD - Phantasma Mentis (3300)
AD - Fatum vientos (3400)
AM - Cors Gelidus (3600)
AM - Tempus Lugubris (3700)
AF - Captiare anima (3900)
AF - Symphonia Mortuus (4000)
AFa - Absolve vitae (4200)

Defensa :

Minions
DE - Vipera Electrum

Cantidad de envíos : 756
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Dom Sep 19, 2010 11:48 am

Valla valla, asi que tenia encerrado todo ese poder, jajaja, me alegra, no pareces ser tan debil despues de todo, y deja ya de cortarle el cuerpo a este inmundo ser que te ama, eso es lo que mas risa me da, pero como el no esta aqui, tomare tu vida aun.- Dijo mientras le tomo la mano de alessa donde tenia la daga, y alejo poco a poco su mano y tomaba con fuerza la muñeca de la mujer, tan solo para alejar pequeños centimetros de mi piel.



- DENTRO DE MI MENTE-

Comenze a sentir pequeñas movimientos dentro de mi ser, estaba en un pequeño lago donde todo comenzaba a nublarse, puede ser por la presencia de ese demonio, estaba yo a la orilla del lago tratando de buscar una esperanza de que pudiera regresar con bien a lado de alessa, me meti en esas aguas y cerre los ojos, buscando poder tener relacion ahora con mi cuerpo, suavemente pude seguir todos los nervios centrales hasta llegar al que conectaba con mi vista, solo veia a alessa peleando con mi yo interior, tenia miedo, y una rabia comenzo a invadirme, yo aqui dentro y ella expuesta ahi, buscando la manera de que yo regresara.

Pero que estas viendo imbecil, ¿conque buscando una manera de ver eh?, toma mejor esto, mis propias notas comenzaban a atormentarme, paralizandome practicamente, no podia mover mi cuerpo, y la conexion que habia podido lograr se fue borrando lentamente sin saber que pasaba.

Tu noviecita esta buscando la manera de poder liberarte, pero ja, no lo lograra, tan sencillo es mover todo tu cuerpo, y mandarte a matarla, con tus propios sentimientos, haciendote valer por tan poco. jajajajajaja.

Calla maldito, no trates de jugar conmigo y mis sentimientos nunca podras lograr que yo le haga daño.

Jajajaja, pero mira, y de alguna manera hizo que en el agua comenzara a reflejarse lo que afuera pasaba, ya la tenia tomada de la mano, pero aun asi parecia no hacerle mucho daño, y detras de ella se encontraba un demonio, acaso ella tambien estaba pasando por el mismo momento que yo, eso parecia, si quisiera podria matarla ahora mismo.

Jum, eso era lo que me querias enseñar, bien, y comenze a concentrarme en romper esa maldicion de la lira que me atormentaba, comenze a denotar que lo que en verdad me paralizaba eran las cuerdas invisibles que rodeaban mi cuerpo, comenze a tratar de romper lentamente esas cuerdas, con mi propia fuerza bruta, haciendome cortes en mi propio cuerpo, pero aun asi no importaba, tenia que demostrar a ese ser, lo que en verdad se estaba enfrentando, pequeños rios de sangre comenzaron a fluir, y ahora me habia liberado.

Ya no podras usar mas esa tecnica conmigo, puesto que yo tambien me la se, pero antes de que sigas con tu plan de matarla, te quiero hacer un trato, dame tu poder, y a cambio te dare este cuerpo para que albergues y lo mas importante, te dare mis recuerdos, mi infancia, famlia, e incluso los de ella, te las dare, pero tendras que servirme como tu amo y señor, dandome tu poder en el momento en que yo lo necesite....

De pronto ante mi, comenzo a salir un fantasma con una capa negra que ondeaba en el cielo, con manos y un libro, donde parecia tenia yo escrito todos mis pensamientos, anecdotas y recuerdos, era aquel el que habia tomado mi cuerpo desde un principio, era ese maldito, de su boca solo provenian varias lenguas, era realmente asqueroso, pero solamente comenzo a acercarse a mi, y con esa misma voz espectral que habia escuchado anteriormente, y ahora tan solo dirigia una de sus manos hacia el libro, que se veia demasiado viejo por la edad, pero ahi estaba una linea al final de toda pagina, que aun se veian blancas...

Firma aqui, pon tu sangre en ella, y firmaremos el pacto, hasta que tu cuerpo muera cedere de darte mi poder, asqueroso humano.

Mordi un poco mi dedo pulgar, y de ahi comenzo a salir un poco de sangre, gota a gota comenzo levemente a caer en el papel.. por si acaso me traicionas, ire directo al infierno, o donde quiera que estes y te matare yo mismo con mis propias manos maldito... dije y lo mire con una mirada asesina. y poco a poco el lugar comenzo a desvanecerse, como si nada hubiese pasado.

- FUERA-

El fantasma habia quedado estatico con mi cuerpo, solo tomando de la muñeca de alessa, de pronto solo dijo unas cuantas palabras que parecian ser la despedida.

Valla, si que te queria este humano, a dado sus recuerdos por ti, pobre debil, creo que ahora en adelante sera un vagabundo que no tendra ni rumbo fijo ni direccion, e incluso su nombre sera innombrable para los demas, gracias ti. Y se desvanecio, en mi ser, mi cuerpo tan solo volvio a regresar a la normalidad, ahora solo comenzaba a caer ligeramente unos hilitos de llanto sobre mis mejillas.

Alessa, porfin, pense que no te veria de nuevo, me alegra, pero creo que e tomado una decision, y creo que tu tambien, lo se, puede parecer que se un simple debil como tu lo dijiste, pero este debil siempre te quiso, y ahora no se que pase, puedes liberarte de las cadenas que alguna vez te unieron conmigo, no te guardare rencor...

Una risa maliciosa, comezo a reflejarse en mi cara, ya habia perdido los recuerdos, y en mi mente todo quedaba vacio, ahora tan solo mis ojos se perdian en el lugar, y ahora solo veia el demonio detras de alessa, tome ligeramente mi lira que aun seguia intacta, y toque una cuerda, y dije .- Azrael...

De inmediato, de los cielos comenzo a bajar, un angel fantasma, con las alas negras, con sus ojos tapados, con varias lenguas en la boca, y con sus 7 brazos, con la tunica negra que cubria todo su cuerpo, el comenzaba a desvanecerse directo hacia mi.



Mujer, bienvenida a mi mundo, veo que tienes igual un ser viviente en tu cuerpo, un demonio, el mio es un angel fantasma, veamos que tiene tu historia, tus recuerdos, azrael, muestrame ese libro, dije, mientras el me lo daba, bien parece que vives atormentada, dime, quisieras que algun recuerdo sea borrado de tu memoria, tan solo dimelo y entonces te lo concedere, no se porque hago esto, pero parece que tengo ligeros rasgos de ti.

Hablo, roll, azrael

3 post de 6 para defensa musical


Última edición por Jabranth el Mar Oct 05, 2010 10:48 pm, editado 1 vez
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Alessa0 el Dom Sep 19, 2010 2:27 pm

Narración // Dialogo de Alessa// Pensamientos de Alessa// Minions

----------------------------------------------------------


El ente que solapaba toda aquella alma, escupía palabras mientas que con desdén desapartaba la daga que le marcaba, empujando iracundamente a Alessa a unos cuantos centímetros de su presencia, la mujer levemente se encorvaba tomando una postura de defensa, teniendo en cuenta que el que tenia en frente ya no era el mismo estúpido de antes, Jabranth lentamente desaparecía dejando decepción por no luchar en su interior.

Suspirando analizaba todo terreno, mientas aguardaba con cautela algún ligero movimiento que pudiese ser fatal para su persona, mientras en mente dialogaba con aquella alma:

-¿Que será correcto hacer en este momento? Atacar o ¿Qué?

-Mi ama yo are lo que usted me ordene… sin importar el veredicto final…

-Aun así… aconséjame Minions, pues es claro que aun no esto familiarizada con esto… no recuerdo mis vidas pasadas para si poder reducir el que hacer o que no hacer.

-Pues mi ama… si su orden es que le acosije así será… lo mas prudente ama mía, es aguadar en mero silencio… si me permite dialoga tal cosa.

-Ya lo hiciste y me parece perfecto querida… esperemos

Guardando silencio Alessa regresa a la realidad, percatando un a cosa muy peculiar, pues los ojos de Jabranth se tornaban como ella le viese conocido, tiernos y llenos de una esperanza que ella por desgracia nunca conoció, pero todo eso por breves segundos, pues una ultima vez se expresaba aquel, tal parecía que por fin el adiós llegaba en aquellos momentos de irascibles vientos , ella cerraba los puños y ladeaba un poco su rostro del lado izquierdo, acallándose y surcando una sonrisa, tan solo dice antes de que se alejara por un para siempre:

-Es Lo mejor Jabranth adiós… pues yo nunca (sin culminar pues una risa malévola se esbozaba desde aquellos labios que una vez fueron rosados por Alessa)

Y de la nada un ser deforme descendía de aquel cielo nocturno, soltando esporas venenosas en derredor haciendo nacer neblina que opacaba el brillo suculento de la luna, queriendo fingir miedo, Alessa saltaba a unos cuantos metros de retroceso, pues aquel ente se ponía por detrás de Jabranth, denotando la dama que este deforme en verdad era, ¿acaso la verdadera alma del nórdico se esbozaba en aquel ruin ser? Demasiadas lenguas, demasiados brazos, una manzana ¿acaso reflejando la sabiduría infernal? , un libro de destino y una pluma, pero aun así, Alessa perduraba pues mas poderosa era, haciendo que Minions reapareciera por detrás de sus espaldas, para tan solo escuchar aquel parloteo, a lo que esta sonríe y contesto coléricamente:

-Tengo demasiado que decir pero nada a la vez, pues ya no lo vale, ya en este momento lo único que me interesa es matarte, sin importar los viejos recuerdos, es mi mas culposo anhelo, y de borrarme la memoria no gracias, tan solo te digo que solo los débiles que no saben aguantar las docencias del pasado piden a grito que se les borren, yo soy superior a esas mierdas, por lo que mi agonía es mi felicidad , así ¿que quieres hacer ahora que estamos expuestos e un campo de cosmos febril?… estúpido hombre
avatar
Alessa0
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques : AD - Phantasma Mentis (3300)
AD - Fatum vientos (3400)
AM - Cors Gelidus (3600)
AM - Tempus Lugubris (3700)
AF - Captiare anima (3900)
AF - Symphonia Mortuus (4000)
AFa - Absolve vitae (4200)

Defensa :

Minions
DE - Vipera Electrum

Cantidad de envíos : 756
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Dom Sep 19, 2010 5:12 pm

Valla palabras sutiles para una joven como tu, dije mientras hojeaba poco a poco aquel libro, veo que aqui has sentido desprecio por un humano llamado Jabranth, acaso el te rompio el corazon, o tu se lo hiciste a el, ja, pobre infeliz, aunque pensandolo bien ese nombre se me hace reconocido, mmmm veamos quien podra ser, ah si creo que ese nombre era mio, mejor dicho yo soy Jabranth, bien, por leerlo aqui, creo que me sigues despreciando ¿verdad?, pues que puedo decir en mi defensa, solamente que ya no me veras como ese humano, eso ya a quedado en el pasado, sus amores, recuerdos de infancia, todo a quedado en el olvido, como el hubiese querido, ahora solo te tengo aqui, frente a mi, por cierto como te llamas....mmm veamos porque aqui decia... Alessa... valla, buen nombre, pero porque no me presentas a tu amigo, como lo llamabas, Minos, minas, monis, a ya me acorde, Minios.

Me acerque levemente a Azrael, aun seguia levitando a unos cuantos centimetros del suelo, ya habia perdido todo, ahora tan solo quedaba ante mi, lo que era parte de mi, mi ser y mi alma, todo olvidado, solo logre dejarle de nueva cuenta en su mano el libro de la vida de alessa.

Y dime dama, que tal fui en la otra era contigo, por lo que dice el libro tan solo me odiabas y despreciabas, es cierto eso, o tan solo son recuerdos de tu pasado, ah si, ademas decia que yo, te habia roto el corazon, diciendote que no tenias sentimientos, ¿acaso era asi de malo? , respire lentamente mientras le daba la espalda a los tres, bien creo que es tiempo de renovarme, no se porque fui tan cobarde en ese tiempo, pero ante ti, veras que ahora no podras manipularme.

Toque la capa de mi fantasma, mientras el levemente comenzaba a resguardar ese preciado tesoro, y yo tomaba la lira con la mano izquierda, sentandome ligeramente en un pequeño pedazo de madera seca que estaba por ahi, y comenze a tocar ligeramente un requiem, que de alguna manera recordaba en mi cabeza, las notas que habia creado, e incluso mi nombre se habia quedado conmigo aun.



Valla si que extrañaba poder tocar la lira, no me sabre cuando fue la ultima vez que lo hice, pero que lo e echo sabre que lo hice apartir de conocerte.- mire directo a los ojos cubiertos de Azrael, como buscando una respuesta entre los suyos.- dime Azrael, que le podremos a hacer a esta dama, ¿acaso crees que le podriamos poner fin a su existencia y destruir ese libro?.

Podriamos mi señor, solo creo que para eso, tendriamos que derrocar a ese demonio que tiene como defensor y....

Bien nos vamos a dedicar a darle muerte entonces, ve preparando tu pluma mientas que yo afino mi arpa... ligeramente se podian oir como hiba yo tomando cada una de las cuerdas y con mi oido, comenzaba a darles el tono deseado, mientras que el fantasma comenzaba a sacar de sus ropajes una pluma de oro, la cual podria darle punto final a cualquier manuscrito, con tal solo tocar el corazon de la persona que deseaba matar.

Bien hagamoslo, dije mientras me daba vuelta para volver a mirar a la chica, que estaba a metros de mi, las notas que salian de cada una de mis cuerdas comenzaban a salir disparadas a paralizar su cuerpo, estas cuerdas comenzaban a hacerse invisibles en el acto, apresando asi, y torturando a la vez su delineado figura, mientras que Azrael, daba un ligero brinco, sobre el aire, con la pluma puesto directo hacia su cabeza, la punta estaba a punto de llegar a tocarla, si eso hacia, la gran concentracion de ideas podria hacer que su cabeza comenzara a experimentar mareos, dolores de cabeza, y mas adelante, comenzaria sentir que toda la sangre se le sube, y acto seguido comenzaria a sangrar de todos los orificios, oidos, nariz, y ojos, haciendo que casi explotara toda su cabeza.

Alessa, creo que esta sera tus ultimos segundos de vida, porque ahora vas a morir.

Rol, hablo, Azrael.

4 de 6 post para defensa musical


Última edición por Jabranth el Mar Oct 05, 2010 10:49 pm, editado 1 vez
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Alessa0 el Lun Sep 20, 2010 8:07 pm

Narración// Dialogo de Alessa // Minions

-----------------------------------------------------------------------


Palabras frías, dolencias de corazón pero un orgullo atroz, deseos indescriptibles de mutilar al del frente, tonadas de recuerdos crudos y para tan solo culminar en palabras de conclusión fúnebres, por fin aquel se presentaba algo frio, toda debilidad de sus sentimientos se disipaban y a fin libre de presión Alessa estaba, ya que sabia a la perfección que si alguna vez le hubiera correspondido a tan hermosos amor, culminara en una típica y vil tragedia, aquella le amaba, ¡si le amaba! pero Alessa no podía darse lujos tan humanos en su corazón, así que con aquellas frías palabra que el nuevo Jabranth escupía mataba todo sentir si es que en verdad lo tenía, ciñendo una tétrica sonrisa entre su faz, tan solo se quedo ahí parada escuchando y percatándose de cada movimiento que generaba.

-Me parece perfecto, eres tan maldito aunque te falta demasiado para poder humillar con palabras jovenzuelo estúpido, puesto aun no tienes ese toque de ironía, para mutar los verdaderos sentires en frases de humillación, pero aun así, es gélido tu corazón… ¡Por los dioses ¿acaso me he enamorado de este mal trato?! (Guardo silencio, se llevo la diestra a la frente, mientras explayaba levemente sus piernas y alzaba su rostro sumiso, mirando levemente la luna, suspirando y haciendo gestos de enamoramiento exagerado)(Silencio)… No… espera es tan solo sátira de mi parte por tan ridículas palabras…jajaja…

Pero todo aquel ridículo teatro, culmino cuando aquel se daba la vuelta y pronunciaba un “bueno hagámoslo”, Alessa agacho un poco el rostro, haciendo que la mitad de su cara fuese cubierta inmediatamente por las sombras, mientas veía como aquel comenzaba a jugar con sus cuerdas… rápidamente la sombra de Alessa tomo vida sola y se puso a un lado de su ama, Minions, aquel ente anteponía su brazo en frente a su ama, como queriéndole defender pero Alessa inmediatamente le detiene y hace un lado aquella extremidad purpura, girando su rostro y alzando su diestras mientas tocaba el mentón de su sirviente, le sonría y se expresa:

-Espera mi querida Minions… aun no… dejemos que esto se alargue un poco más… que el dolor que mute aquel con sus ridículas cuerditas se torne algo excitante , que exista un poco de mas diversión en esto…jajaja

-Como usted ordene mi ama…


Alessa nuevamente fijaba su mirada hacia el cielo y mientras era envuelta en las cuerdas de ridícula lira, aquella comenzaba a cerrar sus ojos, una concentración llego en ella, y con ello un mar de tumultos en su alrededor, el cosmos se materializaba en forma de pentagrama, mientas que las llamas supurativas, emanaban de entre las heridas de aquel suelo colapsado, las flamas eran tan iracundas que se elevaba a enormes distancias en derredor de Alessa , Minions su sirviente del infierno, sonríe y se muta junto con aquella cortina incandescente tornándola aun mas feroz y con colores opacos, haciendo que toda agresión que iba hacia Alessa fuese desquebrajada de tajo, lentamente la mujer de tabernas bajaba la mirada y la colocaba en su daga, la cual, denota que estaba sufriendo cambios espectaculares, pues se alargaba y su postura se encorvaba y al final dos puntitas se contradecían, ardiendo a la par con el manto de lava infernal, brillando con exagere, Alessa la suelta mientras seguí corriendo aquella defensa fogosa, Agachándose y poniéndose en cuclillas, esta rosaba con los dedos de la surda aquel metal, de la nada una leve explosión surgió y de entre el humo disipado una imagen remarco, dos espadas distinto color, distinto idioma, un alma dividía y marginada a ser tan solo espada.

El colapso de cosmos por fin culminada y con ello la cortina se disipaba, dejando una vez más aquel suelo ultrajado en reposo, pero antes de que el fuego se disipara por completo Alessa cogiendo con amabas manos aquellas gemelas tizonas, golpea tal pare lanzando leves bolas de fuegos, en dirección hacia Jabranth, mientras Minions resurgía al costad de Alessa, surcando una sonrisa, se postra y suspira para tan solo toma potencia en su pies y salir disparada y combinarse con el fuego, generando una telaraña celeste, rumbo a un solo objetivo: aquel ente de peste…


Post Quinto de seis respecto a tema de Defensa
avatar
Alessa0
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques : AD - Phantasma Mentis (3300)
AD - Fatum vientos (3400)
AM - Cors Gelidus (3600)
AM - Tempus Lugubris (3700)
AF - Captiare anima (3900)
AF - Symphonia Mortuus (4000)
AFa - Absolve vitae (4200)

Defensa :

Minions
DE - Vipera Electrum

Cantidad de envíos : 756
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Miér Sep 22, 2010 1:08 am

Humillar has dicho, yo no quiero humillarte, tan solo jugar con tus pensamientos, y solo me gusta ver tus reacciones cuando te describo cada parte de tu ser, lastimando directamente tu corazon, justo ahora creo que toda esa palabreria en realidad te esta doliendo verdad, di justo en el clavo, tu pequeña sonrisa fingida te delata, te dolio escuchar eso verdad, bien, vasta de juegos tontos y vagos, tu tienes detras de ti a ese demonio que lo acabaste de llamar Minions, creo que se ve demasiado fuerte, deberias mandarlo como carne de cañon no crees? dije mientras que mis manos comenzaban a separarse de la lira que segundos despues habia enviado, las cuerdas rotas por la fuerza de la dama, algo masoquista por cierto, no se si le gustaba el dolor o tan solo queria demostrar lo fuerte que era, lentamente comenze a verla, me postre de frente, mirandola, y con Azrael de lado mio, lentamente mire como su pequeña daga, la que habia logrado rasgard un poco mi abdomen ahora estaba incrementando su valor, solo para transformarse en un par de espadas que al parecer eran muy poderosas, porque luego que las tomo comenzo levemente a comenzar a sacar chispas, y despues, me lanzo dos bolas de fuego que provenian del choque frenetico de ambas, y con el apoyo de su demonio se acercaba rapidamente hacia mi, y se fundio con el fuego, parecia como si se tratase de una flecha que queria impactarse contra mi con todo ese poder.

Levemente me levante, y con un pequeño chasquido de mi dedos, Azrael se pronto entre la dama y yo, ahora podria ocultarle lo que estaba a punto de crear, comenzaba levemente a esperar que me protegiera el fantasma, pero antes de que alessa se impactase contra el, comenze a tocar unas notas, las cuales tenian solo un proposito, paralizar el cuerpo, y que no siguiera con su caminar o este caso, no seguir su paso.



Suavemente comenze a terminar las notas, y para cuando lo hiciera ya podria decirse que todo quedaba paralizado en ella, mi poder consistia en tan solo tomar el control de su cerebbro y principales funciones con mis cuerdas, poco a poco si tocaba cada una de las cuerdas tenian una mision, 7 cuerdas, do, para la vista, re para los oidos, mi para tacto, fa gusto, sol para olfato, la el corazon, si- el cuerpo completo, la cuerda que tocase, me permitia poder manipular a mi antojo el organo que yo quisiera, esta vez habia tocado la cuerda si, y levemente todo comenzo a suspender en el aire a alessa, mientras que ningun solo musculo podria moverse, ese era el gran secreto de las cuerdas, y no podrian romperse con cualquier filo, solo por las armas de los dioses, Azrael habia traido las cuerdas sumamente resistentes, y aunque le prendiera fuego al arpa jamas se quemaria, puesto que estaba cubierta por toda la sangre y recuerdos de los que ya habian sido aniquilados por el fantasma.

Que te parece alessa, ahora es distinto cuando no puedes moverte verdad, creo que has sido una buena contricante, tu realidad en esta vida me hace ver que tienes que seguir sufiendo aun, todavia te faltan mas recuerdos de los cuales yo con gusto te los podre borrar, vamos llena el libro que desde un inicio te enseñe, ahorita no te muevas, porque si lo hicieras, tu mente comenzaria a forzarse y quedarias completamente sin sentido alguno, todos acabarian en este preciso momento, asi que aun no deseo matarte, siento como si necesitara un poco mas de entrenamiento, no se quien seas aun, y me importa si nos conocimos anteriormente pero ahora te veo como una rival respetable, que dices, ¿aceptas?

Dije mientras la ayudaba a quedarse postrada en el suelo, habia sido una buena desmotracion de poder, poer ahora el cerebro estaba casi paralizado, aun no habia ella peleado o sentido ese poder de tan solo escuchar un requiem y el sonar de una cuerda, se decia que el sonido no podia ser evitado aunque se rompieran los timpanos, porque el mismo sonido podria entrar por hasta la misma piel, haciendo que se quedara sin ese sentido para atacarme.

Si me prometes que no haras nada en vano te soltare de las ataduras de la lira, no quiero hacerte mas daño, dije mientras que con mi indice le pegaba la frente, y con un pequeño choque de electricidad, comenzaba a liberar poco a poco todos los sentidos...

Rol, hablo

5 de 6 post para defensa Musical


Última edición por Jabranth el Mar Oct 05, 2010 10:50 pm, editado 1 vez
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Alessa0 el Miér Sep 22, 2010 9:11 pm

Narración// Dialogo de Alessa// Dialogo de Minions// Pensamientos de Alessa// Subconsciente de Alessa

Palabras un tanto inaguantables por parte de aquella garganta masculina, con un tono estúpido de jactancia, puesto pensaba que dichas frasecillas mundanas había causado un estrago en el órgano palpitante de Alessa, a lo cual, aquella mujer, tan solo sonrió extremadamente exagerado, mientras seguía haciendo sus ademanes de ataque contra el cascaron de Jabranth.

Un levantar de su mano, un chasquido repentino y un resurgís de aquel ente deforme, era así como aquel se quería defender de la agresión que mandaba Alessa, con bolas de fuegos y la combinación de Minions… Resultado inconcluso…

Un retener por parte de Jabranth hacia su fantasma, un repentino movimiento de muñecas, para tan solo dar dirección a sus dedos y tocar así una extraña melodía con su lira. La armonía culminaba y como resultado una parálisis algo dolorosa, era imposible de creer que de la nada Alessa yacía carente de movimiento, cerrando sus ojos y contrayendo su rostro por el terrible dolor que conllevaba tener aquellas ataduras invisibles.

Y de la nada aquella se suspendía en el aire, sintiendo tal agonía que recorría todo su cuerpo, pero sin decir nada, tan solo se encerraba en sus pensamientos ignorando todo cuchicheo de parte del caballero… Salivando y levemente lagrimando, pues claramente sentía como las cuerdas le recorrían desde su cerebro hasta sus pies, carcomiendo cada parte de sus músculos.
En Pensamientos:

-Minions… ¿es conveniente que te convoque ahora mismo?

-No ama mía, espere… aguarde a que aquel decline sus acciones.

-Haaaa… maldita sea…

-Aguarde…espere…

Cerrando los ojos por breve tiempo y volviéndoles a abrirlos abruptamente, reapareciendo en la realidad de un campo santo pero con hermosas aguas límpidas, Alessa denotaba como era bajada de las alturas por el control de Jabranth quedando postrada ante el, como signo de humillación, según orgullo de la guerrera. El nórdico una vez mas hablaba, y Alessa no podía ser mas que escucharle minuciosamente casa asqueada blasfemia, aguantando tal castigo, aguardando con cautela a que este flaqueara de sus agresiones.

Confianza y palabras de permuta entre ambos, a lo que Alessa tan solo bajo la mirada y surcaba una sonrisa desquiciada, ocultándola entre los contrastes de las sombras de su postura, sintiendo como este le golpeara levemente la frente generando que pequeñas centellas eléctricas se dispersaran en aquel ambiente febril, la mujer subyugada sentía como pausadamente sus sentidos reposaban entre lo normal de su ser, por lo que:

-Ahora…

-Minions… Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Haciendo nacer un iracundo cosmos que encerraba el derredor de Alessa y Jabranth, generando estragos en el subsuelo, mientras el pentagrama una vez mas se esbozaba en los suelos ultrajados por tan feroz técnica por parte de Alessa, rápidamente las llamaradas de fuego y lava infernal surgían, mientras destrozaban invisiblemente las cuerdas que Jabranth ocupaban como método de tortura, quedando en cuclillas la damisela extiende sus brazos de derecha a izquierda, mientras gritaba estruendosamente por tan feroz cosmos desatado, el sotavento era tan colérico que lanzaba fácilmente fuera de la cúpula de fuego a su enemigo, el cual caía a unos cuantos metros de Alessa . Las tizonas surgían de entre las manos de su protectora, mientras admiraba inconscientemente el cielo abrumado, a paso de los segundos su respiración se alteraba mas y mas, mientras su nariz sangraba por tan terrible presión generada, gritando una vez mas, hace que aquella técnica de defensa desapareciera abruptamente, solo mero polvo estático quedaba y una leve cortina de neblina solida.

-Tengo tanto que criticar, pero para que, para darte el placer de refutar estúpidamente sin base alguna, estoy cansada de los asquerosos humanos como tu, te das demasiada importancia… sin darte cuenta que tan solo eres nada…Jajajajaja… pobre diablo…

Y la cortina se disipo mientras Alessa hablaba dando paso a una imagen tan macabra, puesto era aquella dama que veía de perfil a su victima de juego, mientras que en cada mano sostenía sus reencarnadas espadas, y en su espalada Mininos materializada en un simple escudo de metal turquesa, tronando su cuello de lado a lado, y relamiendo sus labios, la mujer da media paso para así girar y quedar levemente contraída del abdomen a unos cuantos metros frente a Jabranth…

Algo agitada la mujer tan solo se carcajeaba, para que tan solo saliera disparada eufóricamente contra el nórdico, mientras arrastraba sus espadas y cortaba el suelo haciendo que este una vez mas escupiera fuego, deteniéndose escabrosamente frente a el, mientras hacia nacer un viento que azotaba con desdén el derredor de aquellos.

Suspirando y siendo envuelta en una cortina eléctrica, aquella ágilmente entierra su primera espada frente a Jabranth quedando una vez mas en cuclillas y dando así la vuelta, entierra la segunda detrás de el, saltado rápidamente sobre su cuerpo mientras separaba su escudo de su espalda y lo colocaba en su brazo derecho, para caer erguida sosteniendo el mentón de Jabranth y teniendo suspendido por detrás de su nuca dicho brazo con Mininos pues le quería golpear con tan moratorio metal y así deformarle el rostro.

-¿Aceptar? … ¡nunca!… no te sientas tan merecedor de ser mi rival lagartija débil, aunque puedas mover algunas cuerditas y tengas como lame botas a tan feo monstro, tu no eres mas fuerte que yo, metete eso en la cabeza inútil, tiempo ya no tengo… puesto mis hermanas lentamente también están resurgiendo y con ello mi señor Hades llegara para tomar riendas en esta humanidad tan mediocre, así que hasta aquí llegaste, siéntete honrado de morir por mis manos… Jajajaja… Haaaaaaa

Soltando su mentón mientras se encorvaba enterrando el escudo en medio de las espadas y Jabranth, haciendo nacer tan potente cosmos y con ello, nuevo sotavento que lanzaba bruscamente a unos cuantos metros hacia atrás a la delgada dama, siendo detenida por el chocar de su espalda y un tronco grueso, cayendo y escupiendo sangre, mirando el frente y percatándose que nada había pasado, puesto sus objetos bélicos a un lado de su dueña estaban, aquella quedo impactada y grito:

-¿Qué?…

-Aun no… si haces aquella técnica de ataque… morirás, tu cuerpo aun no es digno de realizar tal bendición infernal (en mente Alessa escuchaba)

-No… maldita sea… déjame matarlo, déjame destrozarlo… diablos por favor… (Parándose con dolencia de por medio mientras se carcajeaba con desquicie)

-Lo siento Alessa pero no me queda otra opción que hacer este atadura hasta que seas lo bastante poderosa para llevar tal maldición… además ahora te corresponde buscar a tus demás hermanas, la ira y el orgullo han nacido en este mundo como la pereza en vuestro cuerpo.

-¿Qué? No espera… NOOOOOOOO

Un fuerte dolor de cabeza invadía a la mujer, haciendo que esta perdiera la lógica y se golpeara como vil bestia entre los arboles de su alrededor, mientras su ojo izquierdo lagrimaba sangre y tentáculos azulados oscuros salían envolviendo parte de su faz y tomando una peculiar forma, un simple parche bien confeccionado, con una marca en medio dorada, que indicaba el aun dormir de la pereza, la cual estancada en dicho cuerpo estaba, aquella quedo paralizada y levemente sonrió al del frente:

-Por hoy esta ridiculez ha terminado… para mi esto ha culminado con un resultado deshonroso… Puesto vives aun y esto no es de gozo…

Cayendo lentamente hacia atrás y quedando inconsciente, era así como Alessa era obstruida de desatar iracundamente todo su poder a Jabranth…


Post Sexto y último sobre tema de defensa
avatar
Alessa0
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques : AD - Phantasma Mentis (3300)
AD - Fatum vientos (3400)
AM - Cors Gelidus (3600)
AM - Tempus Lugubris (3700)
AF - Captiare anima (3900)
AF - Symphonia Mortuus (4000)
AFa - Absolve vitae (4200)

Defensa :

Minions
DE - Vipera Electrum

Cantidad de envíos : 756
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Jue Sep 23, 2010 12:05 am

Valla valla, asi que atacandome a traicion despues de que te habia liberado, eso no puedo creerlo por parte tuya, bueno, creo que si, has traicionado, luchado contra todos, y creo que apartir de ahora podras ser una buena guardiana para tu diosa, hades como lo dices, y por ahora, solo te mantendre en cuidados, despues todo quedara separado, tu te iras con las que tu invocacion ha llamado damas infernales, yo, aun no se donde pobre verme mezclado, con esta gente, con roma, ja, dije mientras comenzaba a arrodillarme a su costado para comenzarla a levantar, de pronto antes de que lo hiciera, comenzo a dolerme tremendamente la cabeza, acaso mi ser humano, el pensamiento de aquel mortal habia regresado, o solo eran los ultimos suspiros de esa mente muerta ahora, levemente pase mis manos por el ojo derecho, la tape con mi mano derecha y levemente comenze a temblar, algo dentro de mi queria salir, era acaso Azrael, o solo era mis imaginaciones, un pequeño pero intenso fuego comenzo a recorrer toda mi garganta, tenia que salir la verdad, pero quemaba demasiado, y ahora solo la tenia ahi como ultimo recurso.

Alessa, recuerdas al que alguna vez fue dulce contigo, el que te dijo que no te amaba, y el que solamente espero que tu estuvieras con el, he regresado solo por este pequeño lapso de tiempo para decirte que nunca bajes la guardia y que me alegra que tengas ese poder, asi podras cubrirte las espaldas, sin este hermano que tan solo no pude serlo, ya no me acuerdo siquiera como nos conocimos, solo se que te amo, pero que este momento me voy, todo recuerdo, toda palabra tuya, tus desprecios, desahires y besos se iran con mi alma noble, que alguna vez la tallé asi para ti.... adios... alessa....

Señale con la mirada a Azrael que aun estaba suspendido en el aire... tambien sorprendido por lo que habia pasado, mi antigua alma, mi ser habia salido por esos finales momento, algo por mi parte nunca se habia querido ir, solo estaba esperando el momento para hacerlo, y ese habia sido, tan solo mire con enojo, y rabia, me acerque a el, y lo mire.- maldito no habias borrado todos mis pensamientos?, ahora que a sido eso, dimelo maldito.

Tan solo las ultimas palabras del antiguo tu, nada mas, solo se le puede dar ese consentimiento a los que me hallan echo un frente, pero mira ahora el libro.- lo saco y mostro ante mis ojos, como esas palabras habian sido escritas por mi, y poco se hiban desintegrando, hasta quedar totalemte apartada de mi vida.- espero que esto ya halla sido lo ultimo, porque no quiero mas tretas tuyas Azrael, pero ahora, desaparece, tendre que buscar unos recuerdos exquisitos para ti, para que puedas apaciguar tu pena, pero ahora no me molestes, tan solo largate.- se esfumo en el aire dejando solo una pequeña nubecilla de color negro, y ahora estaba solo ahi, enfrente de la agotada alessa, aquella mujer que habia querido matarme.- Eres una estupida, creer que podrias derrotarme tan facil, sin que tuvieras que pagar por algo, porque tenias que hacerlo, acaso te molesto con esta personalidad, con mi nuevo yo?, pero que digo es una simple mujer, ahora solo la tengo que ver como enemiga, no podre dejar espacios huecos por mis espaldas, tan solo tendre que cubrirme por unos momentos, antes de que se recupere y vuelva a atentar contra mi...puse mi pie derecho hincado en el suelo mientras que mis manos la comenzaban a levantar por las rodillas y cuello, mientras la acomodaba para llevarla cargando, su cabeza apoyandose en la mia, y comenze a caminar no conocia el lugar, pero levemente seguí la corriente del rio, posiblemente cerca de ahi, a estas horas de la noche, pdoria haber alguien que pudiera tener un acogedor lugar para nosotros, por la plata no me importaba, secretamente ya tenia todo guardado.

rol, hablo, pienso, azrael

post 6 y final de defensa Musical



Última edición por Jabranth el Mar Oct 05, 2010 10:51 pm, editado 1 vez
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Alessa0 el Jue Sep 23, 2010 9:11 pm

Oscuridad entre sus pensamientos, una leve turbulencia en derredor y tan solo el sonido de la brisa sollozante era lo que se percataba en aquella mente abrumada, Alessa divagaba en el paraje fúnebre que esbozaba su razón, mientras gritaba generando tan solo eco de su voz, un torces de boca puesto no estaba conforme con aquellas vivencias, aun así no decía nada tan solo recorría el paraje.

Y de la nada un grito estruendoso era resonado entre los oídos de la dama, aquella caía puesto aparte de alterar sus nervios causaba una parálisis de gran dolor, maldiciendo de por medio aquella ladeaba el rostro fijando la mirada hacia arriba y percatando que tan solo nada era o que había, tratando de moverse aquella denota que frente a ella una sombra yacía reposada en el suelo, girando el rostro y fijando su mirada a aquel maniquí de sentimientos, la mujer se expresaba:

-¿Y ahora que será lo que me inculquen para mi beneficio? asqueroso ente del frente…

Pero aquello que tenia nublando su mente, no decía nada, tan solo acostaba estaba bostezando a la par con la brisa subyugada, aun así Alessa cuestionaba una y otra vez con la misma frase rebuscada, sin obtener nada más que desesperación de su parte, gritando una última vez para tan solo despertad en la realidad, mirando con desesperadamente el derredor, denotando como esta avanzaba hacia un frente inhóspito, sin ni siquiera ocupar sus piernas, ladeando su vista hacia la derecha, descubre como esta era cargada por Jabranth mientras se alejaban de aquel rio, tan solo suspira y dice:

-¿Qué haces maldita mierda?…

Aun así, Alessa estaba demasiada cansada, por lo que caía inconsciente una vez más entre la nada de sus pensamientos sin tener en cuenta el estar cautelosa ante las acciones venideras de aquel hombre.
avatar
Alessa0
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques : AD - Phantasma Mentis (3300)
AD - Fatum vientos (3400)
AM - Cors Gelidus (3600)
AM - Tempus Lugubris (3700)
AF - Captiare anima (3900)
AF - Symphonia Mortuus (4000)
AFa - Absolve vitae (4200)

Defensa :

Minions
DE - Vipera Electrum

Cantidad de envíos : 756
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Cassie el Jue Oct 07, 2010 7:04 pm

La tarde invadía aquel cielo dando una tonalidad perfecta de anaranjado opaco, pues las nubes de diluvio, aun rondaban entre la atmosfera de aquella Roma, Cassie aun así caminaba pues su mente estaba algo confusa por lo sucedido en aquella estancia, hace algunas horas pasadas, y el siempre caminar entre la naturaleza de aquella tierra con aspectos divagantes, ayudaban a su raciocinio a que se estableciera de nueva cuenta.

L a damisela que ida estaba en cada paso, por fin despertó, tras ser golpeada por aquella brisa que se tornaba distinta, pues sus cantico era de un dolor confortable, abriendo languisamente los ojos presenciaba la hermosa danza que envolví las aguas de aquel límpido riachuelo, generando que Cassie sonriera tímidamente.

Extendiendo sus brazos y desplegando sus dedos a todo lo que daban, dejo que el viento circulante rosara desmesuradamente sus yemas, generando que aquella piel se resecara levemente por aquel descarad tato invisible, los ecos de sus posos se entrelazaba con el correr de dichas aguas, y llegando a la oriya de tan mágico caudal, esta se pone de cuclillas para tan solo admirar.

El silencio reino por meros minutos, haciendo notorio solo la melodía del vaivén de las copas frondosas de tan altos arboles de abedul, los cuales generaban una hermosa sombra a unos cuantos metros de aquel rio, Cassie con leve miedo adentraba sus manso para que estas fueran humectadas por tan lindas aguas, un sonrojar de maravilla se esbozaba en su pálida cara, mientras la brisilla jugueteaba con sus cabellos largos.

NO paso mucho para que esta seria se tornara de nuevo, levantándose y repasando sus mojadas palmas entre su rostro y cuello, retomo su camino mientras su vestido danzaba con desdén pero sin importancia alguna para aquella mujer…
avatar
Cassie
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

AD - Bruma Spectrum (2750)
AD - Dreamcatcher (2850)
AM - Banshee (3050)
AM - Falx Insania (2150)


Defensa :

Necromantia

Cantidad de envíos : 335

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Lun Oct 11, 2010 9:29 pm

Sali como pude de la cantina, creo que ella tomo un brazo mio y pudo sacarme de ahi, pero yo casi no respondia a mis movmientos, estaban torpes mis piernas, no tenia alguna fuerza en ella, solo pude sostenerme un poco con la ayuda de shez, que agarraba mi mano y lo pasaba por ssu hombro, haciendo que asi pudiera caminar levemente, salimos por unos instantes hacia el camino, la luna comenzaba a iluminar el lugar, con sus hilos de plata, haciendo sobra entre los arboles, insertandose, cubriendo co su luz toda la oscuridad que habia en el camino cerca del rio, levemente las ranas comenzaban a croar, haciendo posible asi que sintiera cada vez mas cerca el lugar, podia oir los pequeños arrulluelos, correr por todo el lugar, las hojas cayendo mientras el viento soplaba, caminaba y caminaba, de pronto estuve demasiado cerca de ahi, a unos cuantos pasos, y pude ver bien el agua relfejando a la luna, ahora estaba ya listo para poder adentrarme ahi, solo comenze a caminar lo poco que podia.

Gracias Shez, creo que el alcohol me ha caido un poco pesado, ja, lamento ser un agua fiestas, pero bueno, espero que sepas comprender, no habia tomado desde hace dias.Mentí por algun motivo no queria que lo supiera, solo queria pasarla con ella por este momento, a solas, me adentre completamente al agua, el calor en mis venas comenzo a descender, ahora, levemente a mi alrededor, comenzo a crearse un poco de vapor, por la misma accion del cambio de clima en mi interior, sali cuando estaba completamente en la normalidad, ya no tenia ningun peligro.

Pero que idiota soy, eh entrado con todo y ropa, jaja ahora no se secara, pero no te quedes ahi sehz, ven conmigo, podemos bañarnos a la vez. dije mientras extendia mi mano hacia con ella, ya mi cuerpo y cabellos completamente mojados, ya no habia nada que perder...
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Sheznarda el Lun Oct 11, 2010 9:56 pm

Sheznarda presentía que talvez Jabrath estaba mal por algún motivo, sin embargo decidió no ponerse a comerse la cabeza con ello, puesto que ahora estaba mejorando poco a poco y no quería parecer cansona y metida; poco a poco llegaron al río, la luz de la luna en las copas de los árboles daban al sitio un aspecto realemente hermoso y romántico.
Con algo de lentitud hizo que su amigo sacara el brazo con el que se estaba apoyando para que el pudiera entrar al río, cuando el entró vio como un vapor extraño salía de su cuerpo, como si estuviera hirviendo cual olla de presión sobre el fuego; por unos segundos la joven ladrona pensó en irse de aquel lugar, puesto que por primera vez sintió miedo de que ese joven no fuera normal.
-Jabranth yo...-Sheznarda no pudo decir nada ya que el estaba quejándose de que su ropa se había mojado y ahora la estaba invitando al río para que se bañaran juntos. Por alguan razón un fuego dentro de ella empezó a quemar su pecho y de paso empezó a exigirle que entrara al agua para refrescarse; y la cosa no terminaba ahí, puesto que Jabranth resultaba una tentación para nada fácil de evitar para ella, y comos sería de ahora en adelante ella cedió ante la petición que le hizo y entró al agua sintiendo una gran tranquilidad y una ráfaga helada que calmaba bastante aquella llama que sentía dentro de sí y que no la dejaba respirar.
-Cielos no sabía que el agua estaba tan fría- dijo la ladrona mientras caminaba hasta su interlocutor.
avatar
Sheznarda
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

AD - Eléctrica Serpentina (2200)
AD - Prisión de la ultratumba (2350)
AM - Encanto de Maleficio (2500)


Defensa : Ventisca de hambruna
Cantidad de envíos : 272
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Lun Oct 11, 2010 10:13 pm

En mi mente se creaba la idea, que como habia sido tan olvidadizo, las acciones que creaba, daban mucho que pensar, el vapor creado por mi cuerpo estaba un poco fuera de lo comun, de algun manera tenia que decirlo, solo esperaba que me aceptara ahora como era, puesto que podria ser el fin de nuestra pequeña relacion, lo cual rodeaba a mi cuerpo un escalofrio, no tanto por el agua, si no por los pensamientos que tenia en un futuro si ella me rechazaba todo acabaria, volveria a mi el dolor, causaria estragos a mi ser, y no podria de nuevo repornerme, todo a mi alrededor explotaria junto conmigo.

Shez, creo que tus runas tienen razon, e estado mintiendo todo este tiempo, se que despues de esto querras irte, no te culpo pero quiero que sepas que aun con eso, con esta carga que llevo a mis hombros, te amo,- la tome por la cintura con mi mano derecha, mientras que con la izquierda comenzaba a acariciarla el cabello, las mejillas, llevaba mis dedos a sus labios, y momentaneamente la bese, suavemente, no habia prisa, la luna era la unica testigo en el lugar, sabia que algo pasaria en este preciso momento, me separe de ella levemente, mientras unas gotas del agua cristalina caian sobre la ropa de sus pechos, mojandolas levemente, ahora la mira directamente hacia los ojos, algo tenia que cambiar.

Yo... yo... Soy distinto Shez, algo dentro de mi me hace serlo, no se puedas lograr entederme, pero siento como si alguien ajeno quisiera adentrarse dentro de mi, es un poco dificil decirtelo, pero, creo que es mejor que lo sepas de mi misma voz, antes de que cambie... yo tengo un demonio en mi ser...
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Sheznarda el Lun Oct 11, 2010 10:31 pm

Sheznarda es sorprendió bastante por lo que le estaba diciendo Jabranth, al parecer el tal y como lo decían sus runas no era un ser normal y eso hacía que se sintiera un poco intrigada por ese hombre cuyos ojos ahora la miraban fijamente; poca atención le prestó al agua que estaba haciendo salpicar puesto que ahora estaba pensando una respuesta para el.
-Jabranth creo que no te quedó claro lo que dije en la sobajera- Dijo la joven mujer mientras miraba las manos que ahora la aprisionaban como temiendo que escapara de su lado, cosa que ella no pensaba hacer bajo ningún concepto- Está bien tu tienes un demonio y qué? Yo prácticamente soy uno- Sheznarda se acomodó el cabello y siguió en su sitio mirando fijamente a los ojos aque hombre que la volvía afuncional, era como si el pudiera lograr que su mente se abstrayera y se disipara de modo que ya no pudiera pensar.
-Oye ya te lo dije yo antes... Me gustas mucho. Con o sin demonio.- La ladrona miró hacia el cielo y suspiró; esperaba que el pudiera entender como eran las cosas de una vez y que no estuviera con miedos tontos que no hacían más que ponerlo en un estado peor del que podía realmente estar.
avatar
Sheznarda
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

AD - Eléctrica Serpentina (2200)
AD - Prisión de la ultratumba (2350)
AM - Encanto de Maleficio (2500)


Defensa : Ventisca de hambruna
Cantidad de envíos : 272
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Lun Oct 11, 2010 10:43 pm

Sonrei un poco, mi alma habia llegado a tener un efecto satisfactorio con la respuesta que me habia dado Shez, aun no la hiba a perder con ese pequeño detalle, de mi boca querian salir miles de palabras de agradecimiento por la aceptacion que habia recibido, ahora levemente, la abraze con mi pecho, cerca de la ropa toda mojada que tenia, sabia que a ella no le hiba a gustar, o al menos eso creia, ahora poco a poco su ropas de ella tambien se hiban mojando.

Gracias Shez, creo que por eso te seguire amando como un loco, aunque este demonio trate de manipularme, podre ganarle, se que ahora junto a ti podre librarlo con facilidad,- acaricie su mejilla, y levemente la bese, juguetee un poco con su lengua y con sus labios, que en cada beso se me hacian mas necesarios para poder vivir, lleve mi mano izquierda un poco mas abajo hacia su cuello, el cual comenze a rodear levemente, y mi mano derecha comenzo a bajar un poco mas, a donde la espalda perdia su nombre, era un poco arriesgado puesto que no sabia como reaccionaria, solo deje mi mano a unos cuantos centimetros de lograrle tocar sus gluteos, ahi quede.

Pero algo, un poco loco se me ocurrio, me separe de ella, y poco a poco mis manos comenzaron a caer sobre el rio, sintiendo un poco la temperatura del agua, que si estaba un fria, la tome con mis manos en forma de cuchara, y lanze un poco de agua hacia Shez, jugando a mojarla, asi ambos estariamos completamente mojados.

Shez, debes de estar igual que yo de mojado, asi, si nos enfermamos seremos los dos, y no solo yo jeje sonreí estaba feliz, al fin sentia un amor absoluto por ella.
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Sheznarda el Lun Oct 11, 2010 10:55 pm

Como ella lo sabía Jabranth la volvía loca, pero loca no signigicaba ser tonta, bajo ningún concepto, sus besos si le gustaban como no! Sus lenguas rozándose estaban desatando en ella una sensación difícil de controlar, pero habría de resisitir o sería el fin de todo eso, porque una vez que se entregarano habría marcha atrás; recordó esto porque su madre se lo hagía dicho mil y un veces cuando era una joven de 15 años, y ella siempre tuvo el acierto de obedecerle.
El tacto de las manos de Jabranth en su cuello también, sin embargo estas estaban bajando por un sitio en el que no deberían estar a menos que el pidiera permiso y ese permiso solo se lo concedería si pasaba cierto tiempo determinado. No iba a permitir que cosas como esas pasaran el pimer día que la conociera.
-Oye...- Sheznarda replicó aún jadeando por que sus besos le cortaban la respiración- Es el primer día que nos conocemos y no soy una mujer fácil de conseguir así que no hagas eso- dijo la ladrona mietras veía como el se separaba y ahora la mojaba por completo haciendo que le diera más frío.
-Solo porque eres lindo te lo perdonaré esta vez- La ladrona de cabellos dorados se agachó y empezó a lanzar agua hacia el rostro de Jabranth. De repente el salpicarlo con fuerza le parecía un divertido juego del que no quería salir en ese momento.
avatar
Sheznarda
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

AD - Eléctrica Serpentina (2200)
AD - Prisión de la ultratumba (2350)
AM - Encanto de Maleficio (2500)


Defensa : Ventisca de hambruna
Cantidad de envíos : 272
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Lun Oct 11, 2010 11:07 pm

Seguiamos el juego por unos minutos, ella me hacia casi tragar agua cuando impacto el primero golpe hacia mi cara, puesto que me habia desprevenido, pero ahora estabamos los dos empapados por doquier, casi estaba seguro que nos hiba a agarrar algun catarro o gripa, pero no importaba eso por ahora, la felicidad que nos invadia a ambos, era mayor que cualquier adversidad, aunque el viendo que recorria en esa noche calaba hasta los huesos, en algun momento comenze a sentir un poco mas de frio, mi cuerpo humedo se acerco hacia shez, para tratar de compartir nuestro calor y poder salir de ahi sin mucho frio, la tome por la espalda abrazando su cintura, mis labios estaban ahora en su oido, mientras me acercaba sigilosamente, para poder susurrarle mis disculpas.

Perdona por ser tan atrevido, pero creo que si te moleste un poco con eso, ya no lo hare, solo hasta que me des permiso, eso claro esta, tengo que respetarte, tal y como eres, al igual que tu lo hiciste comigo pero salgamos mejor, que parece que el viento va a estar mas fuerte. Saliamos lentamente como sombras en la noche, solo ella y yo, aun estaba por su espalda abrazando su cintura.

Cuando estuvimos fuera del rio, levemente lleve mis labios hacia su cuello, mi nariz podia oler su rico perfume, el olor de su cuerpo que rapidamente se estaba impregnando en mi ser, levemente lleve las comisuaras de mis labios a su piel, tersa y clara, y lentamente baje hasta su hombro, habia un poco de resisitencia y lo aceptaba, asi que le di la vuelta, para quedar ahora junto con sus labios para poder besarla, mi unico deseo era estar con ella.
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Sheznarda el Mar Oct 12, 2010 9:44 pm

Sheznarda había logrado resistir la tentación que representaba para ella aquel hombre, pero daba la casualidad de que a medida que pasaba el tiempo con el, ya no tenía la misma resistencia; de todos los hombres que habían intentado conquistarla Jabranth era el único que hacía arder esa llama en su pecho que la consumía, que le gritaba a fuerte volumen la apagara.
El agua fría llegó a su rostro y un frío muy grande llegó hata su espalda, al parecer su imprudencia iba a costarles mucho, ya que la joven sintió un escalofrío que le indicaba que si no iba de inmediato a secarse, la cita con su amigo terminaría mal; recordó hace que hace pocos minutos el le había dicho que era un vagabundo, y al verlo con esa ropa mojada sintió que no quería dejarlo ir así no más.
Jabrant por su parte estaba precupado por su conducta anterior, motivo por el cual estaba pidiendo disculpas y además estaba prometiendo no repetir ese comportamiento hasta que ella considerara no fuera indecoroso; Sheznarda por su parte aún seguía pensando como plantearle el llevarlol a su habitación sin que el pensara mal de ella; así los minutos pasaron lento en su mente mientras hilvanaba sus ideas. Entonces como siempre una gran y estupenda idea salió de su cabeza, que se manifestó con una respuesta.
-Está bien, no necesitas estar tan apenado, peores cosas han querido haerme l indo, tú has sido el más sutil, por ese motivo sigues vivo- Sheznarda sonrió mientras lo tomaba de la mano y le daba un beso tierno y largo, luego se separó un poco de el y dijo-Sabes? Debo ir a la villa donde vivo, sin embargo no me gustaría ir sola por el camino a las villas, es muy peligroso y me da miedo- dijo en tono lloroso solo fingiendo para que el aceptara acompañarla. Como siempre su manipulación para con los hombres no tenía límites, y el era uno de los tantos hombres que con solo caer presa de sus encantos caerian en todo.
Una vez estando fuera del río el otra vez estaba jugando a seducirla haciendo esas cosas que la sacaban de control, sintió como percibía su aroma, como pasaba sus labios por la longitud de su cuello y como bajaba un poco haciendo que ella pusiera algo de resistencia, para luego el con esa señal subir nuevamente y poner sus labios cerca de la comisura de ella, quien sólo sonrió y le dio otro beso para luego separarse y decirle:


-Me acompañarás?
avatar
Sheznarda
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

AD - Eléctrica Serpentina (2200)
AD - Prisión de la ultratumba (2350)
AM - Encanto de Maleficio (2500)


Defensa : Ventisca de hambruna
Cantidad de envíos : 272
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Mar Oct 12, 2010 10:04 pm

Ella tenia razon solo en un cosa, no tenia donde quedarme esta noche por lo cual, igual ella, creo que me habia visto como estaba en esos momentos, lo cual, por lo que le habia dicho anteriormente en la sobajera, habia echo que pensara que estaria por siempre en la calle, lo cua tenia razon, yo no tenia por ahora algun lugar donde quedarme, pero para mi seria una molestia que a ella la echasen de su lugar de donde vivia tan solo por mi culpa, puesto que no queria ser para ella un poco de carga, un poco dudoso solo atendi a decir.

Claro que me gustaria preciosa, pero tengo miedo de que me por mi causa pueda haber algun problema con tu familiar o algo por el estilo, creo que tendre que ser cauteloso, tome levemente por la cintura a shez, y le di un beso ligero por sus labios, ahora creo que debemos estar juntos por lo menos para calentar nuestros cuerpos, si no, nos dara una tremenda pulmonia, sonrei, me parecia bien estar a su lado, no importara donde fuera el lugar, solo queria estar con ella para siempre, y sentia que ella tambien queria estarlo conmigo, asi que no habria impedimentos para hacerlo.

Pase unos minutos estando cerca de ella, cuando por fin sentia un poco mas calientito, me separe de ella, la tome de la mano, que aun seguia un poco fria por el mismo ambiente, y le dije..

Muestrame el camino, espero que no hallan muchos guardias por las calles, si no, pensaran que estamos locos para andar a tales horas...
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Sheznarda el Mar Oct 12, 2010 10:18 pm

Sheznarda festejó en su mente cuando al fin escuchó a jabranth decirle que la acompañaría, sin embargo al parecer descubrió su doble intención, ya que dijo que que no quería que la hecharan por su causa, cosa que a ella le parecía irreal, primero porque su amiga Samantha la quería mucho, y segundo porque si ella pedía el permiso necesario no habría ningún problema con ello. Además que no importaba lo que pasara ella no iba a permitir que el durmiera en la calle, ni un amigo suyo, ni un ser que ella quisiera, ni un novio o amante suyo iba pasar tal peripecia no! Primero muerta y enterrada, y aún con eso no dejaría que sucediera tal afrenta e ignominia.
-No pasa nada con eso, ella no me mandará fuera si pido permiso.- dijo la ladrona mientras se acercaba a Jabranth para abrazarlo, una vez que el frío disminuyó la mujer de cabellos rubios se separó de el y empezó a caminar hacia las villas, puesto que su amiga estaría seguro preocupada por ella; sin embargo sabiendo como era Samantha, y como se pondía cuando estaba con su amante, poco le importaba ella, es más! estaba segura de que Samantha ni se había acordado de ella. Pensando en esto la joven sonrió pues su amiga le caía muy bien y había demostrado tener buen corazón.
-No te preocupes mi ama es muy buena mujer, no me hechará, es más si le digo lo que pasa contigo te daría hasta un empleo.
Sheznarda tomó la mano de su Jabranth y caminó a su lado mientras sentía el frío viento correr moviendo sus cabellos, pronto estaría en su cuarto y le daría algo de ropa seca a ese hombre que tanto le gustaba, y por el cual se pondría muy mal si se llegara a enfermar.
avatar
Sheznarda
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

AD - Eléctrica Serpentina (2200)
AD - Prisión de la ultratumba (2350)
AM - Encanto de Maleficio (2500)


Defensa : Ventisca de hambruna
Cantidad de envíos : 272
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Jabranth el Mar Oct 12, 2010 10:43 pm

Fuimos saliendo levemente del rio, con un poco de frio, pero era leve, mientras ella me guiaba hacia los caminos de las villas, comenzaba en mi mente a imaginarse como seria su ama, puesto que si era como ella la describia podria decirse, puesto que shez le tenia una completa confianza, ademas de que podria buscarme trabajo con ella msisma, asi que asenti siguiendola.

Habia pasado solo horas de que la habia conocido, y al parecer ella hiba a cambiar completamente mi historia, de ser simplemente un barbaro mas ahora podria tener por lo menos un trabajo un poco digno en alguna familia real, pero eso era un poco un sueño, puesto que aun su ama ni me conocia, y podria decirse muchas cosas de mi, e incluso podria discriminarme, pensaba en realidad muchas cosas, pero queria ya estar en ese lugar para que la viera directo a los ojos, y asi poder ver lo profundo de su alma.

Seguia avanzando mientras la luna de la luna irradiaba cada vez mas todo el entorno, las sombras de nuestros cuerpos quedaban en el suelo, haciendo que viera como la silueta tomaba distintas formas mientra caminabamos, aveces se perdia un poco con el bosque, con las ramas, y en mi, hacia lo mismo, encontraba formas en todo el lugar, los sonidos de lobos en las colinas, algun tecolote que se hacia camuflajear entre la noche, todo estaba ahora en algun punto de mi existencia, totalmente satisfactorio.
avatar
Jabranth

Status : MUERTO

Ataques :

AD - Cuerdas de fuego (1800)
AD - Death Note (1900)


Defensa :

Azrael, marioneta sonora

Cantidad de envíos : 220

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Alessa0 el Jue Oct 14, 2010 9:55 pm

Narración// Dialogo de Alessa // Cuentista de su subconsciente

El camino nocturno envolvía aquella errabunda de corazón ya por fin en tierras de la Roma estaba, el sendero se tornaba húmedo tras el corree de la brisa delirante, Alessa bajaba de su corcel el cual de la nada desaparecía, tal vez era su delirar tras no comer nada en días, o simplemente un sueño que surgía de entre su subconsciente, igual a ella ya eso no le importaba, ahora en un rio estaba y con ello una paz incomoda se mutaba, derrochándose entre la frondosidad de los verdes arboles.

La muda mujer se sentaba en al orilla mientras quitaba el parche de su ojo izquierdo y así reflejar su rostro entre las límpidas y tranquila aguas del caudal, notando a simple vista como uno de tan enormes orbes era de colores azulado ye otro color miel, tras una maldición, tras una humillación.

Suspirando aquella solamente se perdía en su melancolía para que de la nada el rio sirviera de espejo a un pasado que envolvía un presente… para así hacer nacer un futuro. Alessa en silencio y con asombre escuchaba un relato entre sus orejas mientras aquel cuento ridículo, se representaba entre la oleada del rio:

Estuvo tan oscura aquella mente, ni siquiera se pudo mover, tan mediocre fue aquel yacente cuerpo que varo entre la nada terrenal, Alessa fue acariciada por la grotesca sensación de vencimiento. Sus recuerdos fueron borrosos como aquel ojo, cubierta con un cascaron solido de piedra blanca, que mediante el abrid de aquel orbe se fue desquebrajando, dejando libre el inerte cuerpo de la fémina pecaminosa.

¿Qué? (cuestionaba Alessa con miedo en sus susurros agitados)…

El montículo de escombro solido se acumuló por debajo de sus pies, sacudió su Cabeza a diestra y siniestra concluyendo en el desatar de su enorme cabellera (Alessa se tapaba los oídos tras aquel relato incoherente)… removió el residuo polvoriento de antaño, que se entrevero con descaro. Bajo el rostro, fijo su mirada vacía en aquellas espadas, quiso recordar pero no pudo conseguirlo.
Soltó un suspiro… Alessa dio la media vuelta y así se adentro entre la bruma funesta. Dejando en aquel sendero un rastro carmín, la herida de su abdomen no se sello por completo y por lo visto nunca lo aria, la perfecta marca de una humillante derrota difusa.

Aquella brisa fue silenciosa, tan solo propicio la perfecta sensación gélida en el cuerpo casi desnudo de la pereza, sus brazos subyugados fueron mecidos por el correr de aire del derredor, Alessa divago inconscientemente hacia algún punto que le alejo del medio donde, sus recuerdos vacios de imágenes y sentido quisieron atormentarle por eternidad.

Bullicio incoherente ensordeció sus oídos, pero aunque fue molesto para aquella damisela, no causo el desesperar de su alma, tan solo camino silenciosamente entre la nada.
De repente un rugir salvaje se presento, el cual, cruzo el firmamento crepuscular. El sollozar de los cielos marco su huella húmeda en el paraje donde Alessa recorrió con facetas denigrantes, las charcas fueron rojizas, las alimañas clamaron entre la oscuridad nocturna, y la mujer lo único que pudo hacer fue acallar su corazón para si misma.

-¡Pero que diablos! Cállateeeeeeeeee

Exclamaba Alessa mientras aquel misticismo se dispersaba, quedando tendida entre el acobije del pasto húmedo, para tan solo admirad la luna y decir:

-Solo otro poco mas… solo otro poco mas… ¡por favor! (entre susurros)

Quedándose dormida pacíficamente entre el mutismo de aquel mágico rio.
avatar
Alessa0
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques : AD - Phantasma Mentis (3300)
AD - Fatum vientos (3400)
AM - Cors Gelidus (3600)
AM - Tempus Lugubris (3700)
AF - Captiare anima (3900)
AF - Symphonia Mortuus (4000)
AFa - Absolve vitae (4200)

Defensa :

Minions
DE - Vipera Electrum

Cantidad de envíos : 756
Awards :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Phanter el Mar Oct 26, 2010 4:15 am

en aquellas tierras estaba recorriendo a toda velocidad el guerrero del oriente hijo de el viento como era llamado por sus amigos en aquella aldea que ahora parecía cada vez más lejana; si más que el deseo de volver a ver aquella a quien le había perdido su gran amor Aiko sin otra cosa presente en sus pensamientos notó que caía la noche en aquel paraje por lo que phanter se dispondría a bajar de las copas de los árboles y poner un sitio donde aguadar la fría noche.
Solo podía penar en aquella nota que estaba en junto a su hamaca en aquel día trágico.
La nota decía “se que lo nuestro no podrá ser nunca; es por eso que me voy a roma donde no podrás encontrarme y jamás podremos estar juntos de nuevo; se que no estarás de acuerdo por eso e dejado este mensaje por que no pude decirte cara a cara siegue tu en tu enteramiento y espero que algún día puedas dejar toda esa ira que no te deja avanzar, te quiero y perdóname por no darte el lugar que tu me diste.



El busco desesperadamente y confronto a toda su familia pero nadie sabia nada solo aquel lugar del que tenía recuerdos de su niñez donde su padre lo había llevado en sus viajes; por lo que tomo sus tabi favoritos y un morral con yerbas y pociones y tomo marcha hacia esas tierras.
Siendo el instruido en el arte de la supervivencia en distintos sitios variados en vegetación y tipos de clima este rápidamente ubico un rio al cual, se acerco con prudencia sobre las copas de los arboles no muy lejos de su campamento; ahí observo que una joven con aspecto delicado, fino y con cabellera larga estaba tomando agua, poco después dio un grito que despertaría a cualquiera de sus pensamientos más profundos sin comprender el porqué del mismo, observando más detalladamente una herida, la cual fue motivo de que cayera de frente perdiendo el sentido. Por lo regular no hubiese hecho nada al respecto pero esta ocasión y los recuerdos que cruzaban por su mente, la vida que planeaba para él y su amor que nunca fue le hizo reflejarse en aquella mujer.
Se acerco y la levanto en sus brazos no sin percatarse de la energía que desprendía aún estando inconsciente la joven mostraba mucho poder y sabia que si, erá un rival el cual no vencería si peleasen por eso la llevo a su campaña y la recostó sobre una cama de ramas, y otras plantas que en forma de hoyo bajo la tierra le proporcionaron el calor que una fogata haría pues era menos arriesgado ya que no sabía ni donde ni contra quien habíase hecho tales heridas; y mucho menos si seguían por ahí rondando por lo que usando sus conocimientos en herbolaria y algunas medicinas que traía consigo la curo, vendo y se puso a orar para que los dioses aliviaran a esta chica que se encontraba grave.
Llegado la alborada este retomaría su camino dejando una nota, sabía que el solo estaba de paso por allí pero no tendría oportunidad de pelear contra alguien de un nivel como ese, si despertaba y lo tomaba como una agresión este sería su fin, y si por el contrario se diera cuenta de lo que hizo los agradecimientos no eran lo suyo no había más pistas solo un camino sin fin y un hombre desventurado que no hallaba razones para seguir luchando solo el recuerdo que se mantenía vivo que era lo que lo estaba haciendo morir en vida así se dirigió hacia el norte hacia donde encontrara respuesta sin saber a quien encontraria en su camino largo y sinoso con un destino desconsertante….

avatar
Phanter

Cantidad de envíos : 8

Ver perfil de usuario http://www.phanter22.hi5.com

Volver arriba Ir abajo

Re: En el río...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.