Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes
Primera Tanda de Misiones

-A partir del 15 de Enero-
Temas Importantes


Últimos temas
» El Rastro de Flores Negras [Misión]
Hoy a las 9:12 pm por Orianna

» Monedas - Oro, PA y PR
Hoy a las 8:10 pm por Sid

» Un asunto complicado - Paris
Hoy a las 8:01 pm por Sunrise

» El Encargo [Misión]
Hoy a las 7:30 pm por May Sheen

» Petición Caballeros de Athena
Hoy a las 6:14 pm por Patriarca

» Caja musical (misión)
Hoy a las 4:52 pm por Nhabu

» Mansión de la familia Aunonte
Hoy a las 1:32 am por Maunon The 1st

» La Élite (Misión)
Ayer a las 11:30 pm por Aiko

Ganador de la 1º Era

Heymans de Libra Sappuri
3835 exp.

Aspros de Géminis
5810 exp.

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18

Entrenamiento del US Cittá di Palermo

Ir abajo

Entrenamiento del US Cittá di Palermo

Mensaje por Luca el Vie Dic 21, 2018 5:10 am

Aquel entrenamiento había sido más pesado de lo habitual. El hecho de que lo hubieran subido de categoría a la reserva del equipo hacia unas semanas le seguía pesando en cuanto a lo físico. Era obvio que las exigencias del preparador físico de esa categoría eran mucho más serias y mucho más demandantes pues de él dependía que sus jugadores estuvieran en una condición optima en caso de que el entrenador del Palermo decidiera contar con alguno de ellos en la división más alta del US Cittá di Palermo, que jugaba actualmente en la Copa Calcio. Su día había sido agotador, con una hora entera de trotar y correr seguida de una rutina de ejercicios en el campo. Para al final terminar haciendo un partido mezclado donde se podía ver que por más que el físico le pesara y las piernas le temblaran al finalizar, su habilidad seguía siendo superior a la de sus compañeros aun en esa categoría. Podía anticipar a jugadas y hacer pases que dejaban boquiabierto a su entrenador, que sin lugar a dudas al terminar cada práctica le daba palabras de apoyo y de aliento sobre que tenía un gran futuro en ese equipo. Sin embargo, no fue ese el caso hoy, por alguna razón en entrenador termino de dar la jornada y lo miro con una cara de tristeza para luego retirarse sin decir palabra alguna.
 
Se metió en el vestuario a ducharse. Las instalaciones del equipo eran de primera calidad, contaban con un vestuario con baños y compartimientos para cada jugador para que pudieran guardar sus cosas al llegar, bañarse y cambiarse para salir presentables afuera luego de haber transpirado y haberse ejercitado por tres horas. El muchacho frotaba sus cabellos bajo la ducha mientras que sentía como el agua se deslizaba por su torneado cuerpo. Sabía que muchas de esas comodidades eran gracias a su familia que había invertido grandes sumas de dinero en el equipo. Aunque no tenia en claro si también era por ese motivo que sus entrenadores eran tan comprensivos con él y lo subían de categorías. A veces pensaba que quizás lo que pasaba en el campo era todo actuado y sus compañeros no querían enfrentarse a él por miedo a hacerlo enojar y que la furia del menor de los varones Aunonte significara el fin en el equipo de aquella persona que lo hiciera.
 
Luca estaba ansioso por el inicio de temporada del Calcio. En el mismo se enfrentaban los diez equipos registrados hasta la fecha y sus equipos de reserva jugaban partidos entre ellos unas horas antes, para también ir adentrándose en el mundo del deporte. Esta sería la primera oportunidad que el muchacho se enfrentara contra gente que no formaba parte del Palermo y pudiera saber si sus habilidades eran totalmente ciertas o no.
 
Termino de bañarse y se cambió como siempre, con trajes elegantes y un sombrero a mano. No sabía porque lo obligaban a vestirse así desde chico pero lo cierto es que con el paso del tiempo se acostumbró e incluso termino por gustarle el estilo de multimillonario. Trajes, camisas, pantalones de tela suave y zapatos. El sombrero era solo porque se lo había regalado su hermano mayor para un cumpleaños y le había gustado bastante, lo llevaba siempre para todos lados aunque la mayor parte del tiempo lo tenía entre sus manos y no en su cabeza donde debería estar. Esa tarde fue distinta. Ninguno de sus compañeros lo saludo como era costumbre o fue a felicitarlo, nadie se le acerco en todo el proceso de finalizar el entrenamiento y bañarse, era como si estuviera contagiado de algún virus y todos lo supieran menos él. Al salir se encontró con su chofer y su guardaespaldas hablando por lo bajo, con la cabeza baja y una voz leve y sentida, le dieron la terrible noticia que todos sabían y no le habían dicho durante el entrenamiento. Luca bajo su cabeza y sufrió, metiéndose en el coche mientras algunas lágrimas surcaban sus mejillas. Tenía que viajar a ver su hermano, él era el más unido a su padre de los tres y debía estar devastado en ese momento.
 
-Frenemos en algún puesto de correspondencia por favor. Tengo que mandar un telegrama a Bianca, querrá estar aquí.
 
Le respondieron con un gesto afirmativo de su cabeza y lo dejaron en silencio, mientras que tenues lagrimas surcaban sus mejillas y el auto negro se adentraba más en las calles de Sicilia.
____________________________________
OFF-ROL: Contador Evento Navidad: 1
avatar
Luca
Dios/a
Dios/a

Status : Vivo - Dios Durmiendo

Reino : Reino de Ares

Cantidad de envíos : 67

Datos
Nivel: 1
HP : 6000
Experiencia:
120/125  (120/125)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.