Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes
Primera Tanda de Misiones

-A partir del 15 de Enero-
Temas Importantes


Últimos temas
» El Rastro de Flores Negras [Misión]
Hoy a las 9:12 pm por Orianna

» Monedas - Oro, PA y PR
Hoy a las 8:10 pm por Sid

» Un asunto complicado - Paris
Hoy a las 8:01 pm por Sunrise

» El Encargo [Misión]
Hoy a las 7:30 pm por May Sheen

» Petición Caballeros de Athena
Hoy a las 6:14 pm por Patriarca

» Caja musical (misión)
Hoy a las 4:52 pm por Nhabu

» Mansión de la familia Aunonte
Hoy a las 1:32 am por Maunon The 1st

» La Élite (Misión)
Ayer a las 11:30 pm por Aiko

Ganador de la 1º Era

Heymans de Libra Sappuri
3835 exp.

Aspros de Géminis
5810 exp.

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18

Llegando a donde se supone uno tiene que llegar. (Cualquiera)

Ir abajo

Llegando a donde se supone uno tiene que llegar. (Cualquiera)

Mensaje por Aysa el Lun Ene 07, 2019 4:27 am

Luego de un largo viaje Aysa llegó al fin al puerto donde la estaba esperando su padre. La travesía con sus hermanos había sido agradable, ahí había descubierto que ellos estaban contentos con el trato que les había dado su prometido, nunca habían esperado nada de él, así que todo lo que les había dado les bastaba para ser dichosos y no era poco. 

A su padre le había dado una propiedad que al parecer había sido de su madre, no había trampa en ello, se los dio con escritura y todo. Al parecer la familia de Nhabu en Francia tenía más dinero que la de su abuela paterna, pues aunque ella también tenía ascendencia francesa, su padre no tenía ninguna propiedad ahí, ella no había heredado ni el físico de sus ancestros extranjeros y solo la menor de sus hermanas tenía una ligera pincelada de esos rasgos y el cabello castaños, ella era la linda, la que se casó con un hombre rico y no se dedicó al negocio familiar, su padre no se lo permitió y su madre había muerto hacía mucho tiempo como para poder opinar algo; al final fue lo mejor, ella no tuvo que pasar por el desaire de quedarse sin nada y tener que vivir de la caridad del prometido de su hermana, ni mucho menos tuvo que ver como perdían su buen nombre y su poder adquisitivo, de todos ella fue la que lo pasó un poco mejor.

Luego de reunirse con los suyos darse un baño y dormir como una marmota la mujer se despertó para comer y salió en dirección al centro de la ciudad, había llegado en la madrugada, así que cuando despertó era aún de tarde, por lo que salió en compañía de una sirvienta anciana que había trabajado con su madre y que conocía el idioma. Le fue mostrando el lugar. Versalles tenía mucho para ofrecer a la vista de la joven pelinegra, pero ella solo podía pensar en una sola cosa. Yagami Nhabu. ¿Qué tenía que hacer que fuera tan importante como para dejarla? Y más grave aún ¿Con quién se había ido? ¿Detrás de quién? Moles por no saber la respuesta a todas esas interrogantes se detuvo en el escaparate de una tienda de dulces.
Tienda de dulces:

-Vamos a entrar aquí. Quiero diez cajas de esos y unas once de este otro, y quizá tres de este de acá. -Ante la orden de la chica ambas entraron, la tienda estaba abarrotada de gente pero lograron hacerse con lo que habían venido a buscar y pronto estuvieron fuera, siguieron su camino y cuando se cansaron regresaron a casa, pero Aysa no quiso quedarse aún faltando para que terminase la tarde por lo que salió sin miedo a pasear por los alrededores, llevaba bien escondidas sus armas para defenderse por lo que no temía a la "amenaza" de los hombres a quienes le llamase la atención una mujer extranjera. 
avatar
Aysa
Dios/a
Dios/a

Status : Viva - Diosa Durmiendo

Reino : Atlantida

Cantidad de envíos : 169

Datos
Nivel: 3
HP : 7000
Experiencia:
100/135  (100/135)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a donde se supone uno tiene que llegar. (Cualquiera)

Mensaje por Aysa el Jue Ene 10, 2019 6:30 am

Aysa caminó toda la tarde para entreterse y huir de su familia que se pasaba de pesada, aunque era la novia todo ese asunto de la boda, los preparativos y el kimono traidicional que se empecinó en usar, no  le parecían más que cosas aburridas. Era cierto que las novias son las más felices y quieren controlar todo aspecto del casamiento, pero ella sentía que no tenía sentido ese cansancio, algo le decía que iba a recibir una sorpresa desagradable, ya sea el día del casamiento o después, más que todo porque a pesar de lo que había vivido en esa isla olvidada de las deidades, no confiaba del todo en las palabras de amor que profesaba el pelinegro hacia ella; suponía que ahora estuviera donde estuviera, seguramente estaba hecho el risueño con alguna o algunas mujeres, meretrices, damas de la sociedad, o mujeres comunes, daba igual, podía apostar cualquier cosa a que estaba en lo cierto. Yagami Nhabu era como todos los hombres, no se podía uno fiar de ellos.



Mientras caminaba pensando estas cosas la mujer llegó a un sitio donde había mucha gente reunida, artistas y demás personas que mostraban su talento por monedas para poder llevarse algo a la boca, había visto muchos de esos en su tierra, pero el problema es que ahora tenía la barrera del idioma, sabía poco francés, frases pequeñas, algunas cosas, pero hablarlo fluido era otra historia. La pelinegra observó un momento a un hombre pintado con colores un poco tétricos y que no hablaba, lo vio junto con otra gente hacer gestos raros y temiendo ese fuese capaz de echarle un maleficio por no darle nada, le puso unas moneas en el sombrero y salió corriendo por el mismo camino que había hecho. 



-¿Por qué rayos el tonto este me ha hecho venir a una ciudad tan rara? Los occidentales tienen costumbres que no me gustan. Me da igual si tengo parte de su sangre, nunca entenderé a la gente de este lugar. -Dijo en su idioma refunfuñando dirigiéndose hacia su casa a ayudar a su familia como tenía que haber hecho desde el principio. Con lo aburrida que estaba lo de preparar las cosas de su supuesto casamiento se le hacía atractivo. 
avatar
Aysa
Dios/a
Dios/a

Status : Viva - Diosa Durmiendo

Reino : Atlantida

Cantidad de envíos : 169

Datos
Nivel: 3
HP : 7000
Experiencia:
100/135  (100/135)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a donde se supone uno tiene que llegar. (Cualquiera)

Mensaje por Asmodius el Vie Ene 11, 2019 9:48 am



Hablo - pienso - Narro

El dios de las artes y la luz solar se había decidido a recorrer el mundo utilizando las influencias de su receptor en dicha época para poder pasar desapercibido, no podía permitirse repetir lo ocurrido con aquel santo de Athena, nadie podía sentir su cosmos energía, el mínimo rastro de esta ante la encarnación durmiente de algún otro dios podría hacer que sus planes se precipitaran y él era muy cuidadoso con sus planes… mucho más por los que tenía para esa época.

- Así que esta es la actual Francia…. Me gustaba más cuando Eris dejó caer sobre sus calles aquella plaga y yo podía caminar sobre moribundos. –

Pensaba Apolo mientras recorría las calles de la hermosa ciudad del “antiguo continente”. Su pisadas eran fuertes y sus ojos podía observar todo claramente a su alrededor, hasta que su atención fue llamada por una joven hermosa de rasgos orientales la cual corría en su dirección, de repente sintió un aura profunda, no era cosmos, era una presencia amplia, profunda y misteriosa, pero imponente al mismo tiempo.

- No me digas que eres tú…. Jajaja, interesante. –

De inmediato, el dios pareció identificar el alma de aquel ser humano, sin embargo, lo único que hizo fue caminar como si estuviese distraído y tropezar “accidentalmente con la joven”.

- Disculpe usted joven, ha sido mi culpa -

Fue lo único que dijo Asmodius mientras miraba a la mujer de forma tranquila y fingiendo perfectamente esas disculpas desde lo más profundo de su eterno ser.
avatar
Asmodius
Dios/a
Dios/a

Status : Vivo - Dios Despierto

Reino : Olimpo

Cantidad de envíos : 26

Datos
Nivel: 1
HP : 8000
Experiencia:
20/150  (20/150)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a donde se supone uno tiene que llegar. (Cualquiera)

Mensaje por Aysa el Vie Ene 11, 2019 12:55 pm

Mientras Aysa corría y renegaba se distrajo pensando en las mil y un formas en las que su futuro esposo podría estarla traicionando, todas claro, adornadas por los celos que generaban las mismas, en su imaginación y no se dio cuenta del rumbo que estaba tomando, ni de que estaba en el mismo camino que un chico de cabellos castaños al que tropezó estrepitosamente atrayendo las miradas de ciertas mujeres que iban con vestidos casuales y que al parecer no tenían nada que hacer más que criticar a una persona que se ha caído sin pensar en ayudar siquiera.

-Perdone, no he puesto suficiente atención en el camino y como todo esto es muy nuevo para mi, me sentí abrumada saliendo sola, normalmente suelo ir con mi familia. -La mujer se puso de pie con la ayuda del joven y entonces se dio cuenta de algo. ¡El entendía lo que decía! No era de su país eso se notaba, pero podía hablar su idioma ¡Qué aliviada que se sentía al descubrir en esa ciudad alguien con quien poder hablar!  Alguien digno de admirar además, puesto que había aprendido un idioma tan difícil sin tener la obligación de hacerlo, eso era destacable y para ella algo genial.

-¿Entiendes japonés? Yo pensaba que estaría deambulando sola por este lugar, no hablo muy bien el Francés, solo puedo hacer una que otra compra, no aprendí el idioma, nunca me hizo falta. -Le dijo mientras lo miraba con más atención, el chico era apuesto, pero había algo más en él que le llamaba la atención; cierto brillo en su mirar, o más bien como una especie de luz muy tenue que se veía a momentos pero que más bien parecían una especie de ilusión óptica por la caída del sol, pronto moriría la tarde por lo visto.

-¿Cuál es tu nombre? Yo soy Sakasagami Aysa, el apellido es de mi padre, el nombre lo pusieron por una familiar de lejano grado que al parecer era de aquí, no conozco mucho los detalles de eso. -Le dijo sonriente esperando recibir la respuesta del chico, tal vez el le daría una buena conversación y ella no se vería obligada a volver a su casa tan pronto. -Dicen que la familia de mi madre era de este lugar, pero no de esta ciudad específicamente. -Le comentó recordando que su padre le había dicho que la familia de su madera era del campo y que había viajado a Japón años atrás con unos amigos de años para buscar mejor futuro porque la granja no les daba suficiente. Historia patética si se comparaba con la de su futuro esposo, el muy... (poned cualquier insulto) había nacido rodeado de lujos y su familia de Francia sí tenía dinero. 
avatar
Aysa
Dios/a
Dios/a

Status : Viva - Diosa Durmiendo

Reino : Atlantida

Cantidad de envíos : 169

Datos
Nivel: 3
HP : 7000
Experiencia:
100/135  (100/135)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a donde se supone uno tiene que llegar. (Cualquiera)

Mensaje por Aysa el Lun Ene 14, 2019 12:07 pm

Aysa fue a una cafetería acompañada del chico de los cabellos claros, luego de pedir el menú de la merienda empezaron a platicar de algunas cosas como la razón de su estadía en ese lugar, había descubierto que Asmodius era un chico con mucho dinero, fue educado con las más altas costumbres y aprendió una serie de idiomas pues era un aristócrata, aún así había dejado sus responsabilidades para salir por el mundo andar de bar en bar, de fiesta en fiesta, esta vez había llegado a Francia precisamente por ese motivo, el matrimonio de una familia extranjera con la que los suyos tenían negocios, él sería un representante.

-¿Así que vienes a una boda? -Aysa bebió su taza de café e hizo una mueca. No le gustaba mucho en realidad. -Yo también vengo para una, de hecho soy la novia. -Hizo otra mueca. -No me entusiasma mucho casarme, mi prometido no está mal pero es perder mi libertad, no me agrada eso.

El hombre los cabellos claros la miró un momento y se puso el dedo debajo de la barbilla pensando, algo le decía que quizá esa era la novia de la boda a la que iba a asistir, podía ser una casualidad, pero pero es que no iban a llevarse a cabo dos bodas al mismo día en el mismo lugar y a la misma hora, sería una situación graciosa para alguien que lo ve de fuera, pero la gente de la alta sociedad no, por lo que seguro que un suceso así se evitaría a toda costa.

-¿Podría ser que tú seas la novia de Yagami Nhabu?-Preguntó el chico con los ojos muy abiertos antes de dar un mordisco a un panecillo. 

-¿Cómo lo has sabido? -La joven soltó su taza en el platillo bastante sorprendida aunque después pensó que si eran socios de Nhabu y veían ese apellido, luego la veían a ella, no era muy difícil suponer algo así, era incluso algo un poco obvio. 

-Tus rasgos. Mi familia lleva haciendo  negocios con los Yagami desde hace mucho tiempo, no he podido conocer a su hijo, creo que tiene mi edad o un poco más, pero he visto los rasgos de sus sirvientes, ese pelo, la forma de los ojos, todo me llevó a pensar en ellos y mira como acerté. Me da algo de pena pensar que ese engreído ha tenido la suerte de tener una prometida tan linda. -la halagó mientras pedía la cuenta.

-¿No que no lo conocías? ¿Cómo sabes que es un engreído? -le preguntó terminando de comer todo lo que le habían servido para la merienda.

-Tengo gente que me informa, bueno que me habla mal de él más bien, no sé, pero si tantos me dicen lo mismo debe ser verdad ¿no? -Chico miró el papel que le dieron con el precio y puso el dinero sobre la mesa, Aysa insistió en pagarle, pero él se negó en todo momento, pues la había invitado él, por lo tanto era su obligación correr con los gastos de aquel encuentro.

-Me conformo con haber disfrutado esta agradable merienda. Nos vemos otro día Aysa Sakasami, o creo que ya tendrías que dejar de usar ese apellido en algunos días. Te acompaño a la casa

Luego de pasar un tiempo conversando con el chico de camino a su casa la pelinegra se despidió de él sintiendo que lo había visto de antes, no en los negocios, si no en algún otro  lugar, pero no lo pudo aclarar, algo había en su energía que lo volvía especial, pero no podía determinar el qué. Un poco más animada la pelinegra se fue a su casa para preparar las cosas de la boda, según le habían dicho antes que huyera tenía que ayudar a decorar el kimono ceremonial y aunque se había ido hasta casi el anochecer sabía que no podía escapar de ello por mucho tiempo. 
Off
Manipulación permitida por Asmodius.
Tema terminado.
avatar
Aysa
Dios/a
Dios/a

Status : Viva - Diosa Durmiendo

Reino : Atlantida

Cantidad de envíos : 169

Datos
Nivel: 3
HP : 7000
Experiencia:
100/135  (100/135)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a donde se supone uno tiene que llegar. (Cualquiera)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.