Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes
Primera Tanda de Misiones

-A partir del 15 de Enero-
Temas Importantes


Últimos temas
» El Rastro de Flores Negras [Misión]
Hoy a las 9:12 pm por Orianna

» Monedas - Oro, PA y PR
Hoy a las 8:10 pm por Sid

» Un asunto complicado - Paris
Hoy a las 8:01 pm por Sunrise

» El Encargo [Misión]
Hoy a las 7:30 pm por May Sheen

» Petición Caballeros de Athena
Hoy a las 6:14 pm por Patriarca

» Caja musical (misión)
Hoy a las 4:52 pm por Nhabu

» Mansión de la familia Aunonte
Hoy a las 1:32 am por Maunon The 1st

» La Élite (Misión)
Ayer a las 11:30 pm por Aiko

Ganador de la 1º Era

Heymans de Libra Sappuri
3835 exp.

Aspros de Géminis
5810 exp.

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18

Puerto de San Remo

Ir abajo

Puerto de San Remo

Mensaje por Orianna el Vie Ene 11, 2019 2:26 pm

Todo estaba oscuro, todo.
 
Sentía como su cuerpo no podía moverse y por más que hiciera el esfuerzo de hacerlo, el mismo parecía no responder. El silencio reinaba el ambiente hasta que una voz masculina hizo eco en los alrededores. Era tétrica y oscura, como si fuera un alma en pena hablándole desde un plano diferente.
 
-Orianna… Es hora de cumplir tu destino… Sigue… las… flores… negras.
 
Sus ojos por fin se abrieron, con la mente activa y las palabras de aquel ser grabadas en su inconsciente. No era la primera vez que escuchaba esas palabras y no podía dejar de darle atención a ello. Orianna sentía que el cuerpo le pesaba al despertar. Habían sido varios días en los que de día se dedicaba a controlar que la tripulación y el viaje hacia Europa estuvieran en orden mientras que de noche en lugar de descansar después de todo el trabajo realizado, prefería desgastar aún más sus energías compartiendo el camarote del capitán con May Sheen, quien siempre estaba predispuesta a disfrutar de los placeres que el cuerpo de la rubia podían ofrecerle. Todo el tiempo cuidando personalmente ese paquete que le había encomendado Nhabu y que Orianna sin querer sentía curiosidad por saber que contenía, aunque no estaba en condiciones de traicionar su confianza. Ese día fue especial pues algo la despertó, mejor dicho alguien. Sintió la voz de uno de sus mejores tripulantes mientras que golpeaban la puerta. Sus ojos le pesaban, debía haber dormido apenas unas horas.
 
-Mi señorita Orianna, lo hemos conseguido… Estamos en Europa.
 
La rubia sonrió mientras que dio media vuelta para ver a la oriental durmiendo, poso sus labios sobre sus caderas para besar justo la parte en la que el hueso coxal sobresalía pues al ser tan delgada su piel blanca como la nieve dejaba ver ese relieve claramente. Luego la movió moderadamente, para intentar sacarla del profundo sueño en que se encontraba y darle la noticia nueva.
 
-Despierta May… Hemos llegado.
 
No la juzgaba si la noticia no era lo suficientemente buena como para hacer que se despertara pues el sueño acumulado era bastante y la noche anterior habían gastado demasiadas energías como para despertarse tan temprano. Incluso a ella le estaba costando horrores hacerlo. Se levantó dejando atrás la comodidad de sus sabanas y de su colchón para incorporarse con su cuerpo desnudo hacia el baño. Comenzó a caminar lentamente mientras que bostezaba en un intento desesperado de quitar lo último de sueño que había quedado aferrado en su rostro. Se restregó los ojos con la mano y fue hasta el baño para higienizarse con una relajante ducha que la hizo sentir como nueva pues la noche anterior había dejado un gusto salado en su piel.
 
Una vez que se bañó y se quitó de encima la fatiga y el cansancio que todavía poseía debido al agua fresca, salió del baño y se vistió con su uniforme militar y cogió el látigo. May Sheen no parecía querer despertar aun y no la culpaba. Sonrió y salió del camarote para encontrarse con su hombre justo afuera.
 
-Estamos en Italia, mi señora. No es precisamente donde queríamos llegar pero sigue siendo Europa después de todo.
 
-Excelente Ethan, dale las gracias al capitán de mi parte y empieza a movilizar a los hombres para reunir un pequeño ejército que explore este lugar.
 
El soldado se retiró y Orianna fue hasta la orilla del barco mientras veía el movimiento de su tripulación que se preparaba para descender o festejaban el haber llegado a salvo. Se apoyó con sus brazos en el borde del cuerpo del navío y miro un cartel que destacaba en aquel pequeño puerto. Su slogan le llamo la atención y le recordó al sueño que venía teniendo hacia un tiempo.
 
Bienvenidos a Sanremo, la ciudad de las flores.
avatar
Orianna
Espectro de Hades
Espectro de Hades

Status : Viva

Reino : Inframundo

Ataques : -
[AD] Látigo de Balrog - 1100 Daño
[AD] Niebla de Polvo - 1100 Daño

Defensa : Sustitución de Cosmos
Cantidad de envíos : 169

Datos
Nivel: 5
HP : 5000
Experiencia:
35/130  (35/130)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puerto de San Remo

Mensaje por May Sheen el Sáb Ene 12, 2019 9:02 pm

La ola y su espuma
Vienen sin poses ni retoques
Logrando
Una belleza perenne

La travesía fue mucho más placentera de lo que pudo esperar por un factor que no espero una hermosa mujer que la invito a su alcoba y su lecho durante los días de viaje hasta llegar allí realmente fueron unas noches muy placenteras con una mujer que no tenia tabues ni vergüenza de nada en el lecho desde atarle las manos en un claro reflejo de bondage hasta jugar con un látigo realmente pasaron unos muy buenos momento entre las 2 que en un futuro no estaría mal repetir después de todo lo bueno podía volverse mejor mas adelante.

Mientras disfrutaba del viaje en ningún momento bajo la guardia con el tridente de su señor el océano le decía que su tarea era entregarlo en manos de su señor ella podía oírlo por medio de su conexión cada vez que sentía el ruido del océano o que veía moverse este era una palabras y una señal dada por este para dar con el legitimo soberano de todo el mar.

Mientras se despertaba luego de una noche salvaje de pasión desenfrenada se levanto mostrando su cuerpo desnudo vio que habían llegado su ojo de kagura le dio ese mensaje decidió estirarse y buscar darse un baño antes  de salir mientras acomodaba sus ropas de forma correcta entro a darse una ducha que duro un momento para después cambiarse y mientras hacia su peinado observaba que ya debían venir con ella para ubicarla en un hotel, luego de terminar con su peinado y aseo tomo el tridente envuelto y se lo puso en la espalda junto con sus pocas ropas y finalmente salió a cubierta para admirar el paisaje y encontró a Orianna y se acerco para saludarla antes de que se vaya.

Debo decir que fue un buen viaje con una noche mucho mejor realmente fue un honor el conocerte incluso de forma más intima.

Tomo su mano y le dejo un suave beso mientras una sonrisa asomaba a su rostro grabo en sus labios el delicioso sabor de su piel desnuda en todo su cuerpo eso lo tendría en sus sentidos que esperaba poder repetir pero por hoy se separarían y ellas tomarían un rumbo distinto cada una con sus razones motivos sus caminos se separan pero volverán a encontrase probablemente en un futuro.
avatar
May Sheen
General Marino
General Marino

Status : Vivo

Reino : Templo de Poseidón

Cantidad de envíos : 37

Datos
Nivel: 1
HP : 4000
Experiencia:
0/100  (0/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puerto de San Remo

Mensaje por Orianna el Dom Ene 13, 2019 1:23 pm

Estaba fascinada mirando el paisaje de Sanremo. No podía creer que había logrado llegar a Europa, era su sueño desde pequeña y desde que su padre le menciono sobre ese mágico continente aunque su padre nunca le hubiera mencionado nada sobre Italia, solo le menciono sobre Gran Bretaña y algo llamado Asia. Pero por lo menos su viaje había sido exitoso y se encontraba a punto de pisar un continente nuevo, ella y todos sus hombres que caminaban de un lado al otro mostrando algarabía y felicidad. Se sentía satisfecha.
 
Quizás también un poco culpable porque la felicidad de sus hombres e incluso la suya propia se veían obstruidas en su mente por el pensamiento de esos sueños extraños. No era la primera vez que tenía visiones de este tipo, recordó a aquel extraño sujeto de hacía unos años que le menciono cosas sin sentido sobre el dios del inframundo. Esta vez era solo seguir unas rosas negras. Aunque se vio tentada a buscar en los  numerosos jardines de rosas que vio desde el barco, no pudo encontrar ninguna del color de la noche.
 
De repente sintió pasos a su espalda, dio media vuelta su rostro y observo a May Sheen que parecía haber recuperado sus fuerzas y energías para levantarse de su cama y caminar hacia la proa del barco donde se encontraba apoyada Orianna en el borde. Agradeció el viaje, pues sin lugar a dudas la había pasado bien, pero la general no compartía algunos sentimientos. Si bien había pasado una velada increíble varios días seguidos, ella solo lo veía como sexo y no desarrollo sentimientos hacia la oriental de ningún tipo más que deseo. No era buena sintiendo cosas y de hecho se preguntaba si alguna vez podría hacerlo. Pero no quería quedar mal con ella, después de todo fue una buena compañera de alcoba, siendo sumisa ante todas las prácticas atípicas en una mujer que Orianna realizo en ese hermoso cuerpo como si fuera un campo de práctica. Seguía pensando si le dolerían los latigazos, pues fueron con una potencia intensa debido a la excitación.
 
-Lo mismo digo May Sheen. El placer fue mutuo…
 
De repente, la muchacha se abalanzo sobre ella y la beso, algo que si desconcertó bastante a la rubia y no pudo evitar sentirse observada por el resto del barco. No le gustaba hacer demostraciones de ese tipo frente a sus hombres, no debido a que ellos pudieran hablar porque sinceramente le daba igual lo que hablaran pues ya todos sabían su orientación sexual, pero le molestaba horrores que comenzaran a cuchillear sobre que la general tenia sentimientos por alguien cuando deberían saber de sobra que eso era imposible en ella.
 
Correspondió por obligación el beso y se retiró del lugar, haciendo un gesto hacia May Sheen con su rostro. Quizás el futuro las volviera a cruzar, quizás nunca se vieran otra vez. No importaba en absoluto para la rubia. Camino hacia su hombre más cercano y le dio las instrucciones que vio necesarias.
 
-Los hombres de exploración están listos señora.
 
-Yo iré con ellos –Dijo seriamente mientras que lo miraba a los ojos- Quiero saber todo sobre esta… Italia. Quédate aquí con los mejores hombres que consigas y cuiden el navío. No tardaremos.
avatar
Orianna
Espectro de Hades
Espectro de Hades

Status : Viva

Reino : Inframundo

Ataques : -
[AD] Látigo de Balrog - 1100 Daño
[AD] Niebla de Polvo - 1100 Daño

Defensa : Sustitución de Cosmos
Cantidad de envíos : 169

Datos
Nivel: 5
HP : 5000
Experiencia:
35/130  (35/130)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puerto de San Remo

Mensaje por May Sheen el Miér Ene 16, 2019 7:13 pm

Luego de aquel beso la Princesa de china como muchos le decían por su gran belleza y atractivo o como muchos hombres y mujeres le decían la flor dorada de Shanghái por su belleza tan armónica y un atractivo que parecía ser el de una emperatriz de la edad de oro imperial de china que podía plasmarse como la obra perfecta  de un escultor divino  bajo del barco luego del viaje que fue muy placentero donde además tuvo unas buenas sesiones nocturnas de sexo con una mujer muy hermosa como lo era Orianna que era más por el placer corporal que por ser algo meramente sentimental , por lo que antes de bajar del todo la contemplo un instante y le devolvió su saludo con una sonrisa  y bajo con sus pertenencias para ser recibida por algunos de sus sirvientes uno de ellos quiso ayudarla con el tridente pero una mirada basto para que no lo intentara después de todo una mirada podía decir muchas cosas como lo era ahora de que este era algo muy importante y que solo ella lo llevaría no  haciendo más preguntas solo la guiaron a su transporte.

Mientras lo hacía cerró sus ojos mientras parecía que solo descansaba en realidad aisló su mente para dejarse guiar por una fuerza que pocos pueden sentir en este caso ella buscaba una guía con las voces después de todo una frase surgió.

“El océano es más antiguo que las montañas y está cargado con los recuerdos y los sueños del tiempo”

Trataba de encontrarse con esa sabiduría de los tiempos como un faro quien ilumine el lugar donde debe ir donde esta aquel que merece su arma que lo una al océano que gobierne con el tirulo que merece mientras buscaba eso abrió su mente con su habilidad del ojo de Kagura  eso le permitiría ver como mas claridad las antorchas y el faro que le guie se revelara ante sus ojos pero su camino así a su objetivo se revelaría mucho más cerca de lo que ella misma cree.
avatar
May Sheen
General Marino
General Marino

Status : Vivo

Reino : Templo de Poseidón

Cantidad de envíos : 37

Datos
Nivel: 1
HP : 4000
Experiencia:
0/100  (0/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puerto de San Remo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.